Monguí, Boyacá, un pueblo de extrema belleza que lleva por corazón un balón

Monguí, en el departamento de Boyacá, es un pueblo de extrema belleza que lleva por corazón un balón, allí su economía gira en torno a la elaboración de balones para diferentes deportes y son apetecidos en Colombia y fuera de ella.

Monguí

En Monguí no existe equipo profesional de fútbol, no hay barras organizadas, no cuenta con futbolistas famosos nacidos en su tierra, en este rincón boyacense se sigue con el mismo fervor la carrera de Falcao, Cuadrado o James, y aunque el departamento cuante con dos equipos profesionales, los aficionados se declaran hinchas de equipos de lugares con mayor temperatura.

Monguí no cuenta con un estadio profesional, pero no existe lugar en Colombia que cuente con más balones de fútbol, y aunque el ciclismo siga siendo el deporte rey de los boyacenses, cada hombre, mujer y niño nacido allí, lleva en su corazón una pelota.

De hermosa concepción colonial, Monguí ha sido considerado desde hace décadas como el municipio más hermoso del departamento de Boyacá y se disputa con varios, el título del más hermoso del país, esto debido a su bella arquitectura y a su especial conformación, es un municipio que se sabe hermoso y que mantiene su condición gracias a que en casa uno de sus habitantes existe amor por su terruño.

Monguí es el lugar de Colombia en donde más balones se fabrican, este municipio es famoso porque sus pelotas son elaboradas a mano y su calidad trasciende las fronteras, su producción no solo está destinada al mercado nacional, sino también a destinos foráneos que saben reconocer la calidad de un trabajo pulcro y de inmejorable calidad.

En Monguí no solo se elaboran balones de fútbol, también para otros deportes como el volibol, microfútbol, fútbol sala, baloncesto, balonmano y otros, gran parte de su economía está basada en la fabricación de estos artículos, los cuales contienen la mística de manos nacidas en Monguí, manos que todo lo saben hacer bien.

Es tanta la devoción por el balón que en esta bella población tiene su monumento, ahí, muy cerca de la Basílica de Nuestra Señora, escenario de otra devoción, la religiosa, porque todo boyacense siempre tiene tiempo para acercarse a Dios y a la virgen.

En Monguí se fabrican balones desde 1934 cuando un hijo de la tierra que era talabartero regresó de prestar su servicio militar y tuvo la idea de fabricar balones, porque en Colombia no era fácil conseguirlos y su idea con esto era fomentar el deporte y la pasión por la actividad física, ese hombre, Froilán Ladino, junto con su hermano, son los iniciadores de esta actividad que se lleva en la sangre, porque los monguiseños tienen el corazón de forma redonda.

Monguí es un municipio de clima frío, pero la amabilidad de sus habitantes calienta el alma de todos los recién llegados, este pueblo es hermoso por donde se le mire, y al pisar su tierra, se genera inmediatamente la sensación de no quererse ir, y cuando deba hacerlo, más por obligación que por gusto, hay que alistar varias maletas, porque son muchos los balones que se llevan de regalo.

Notiespartano/ViajesBoletin

Compruebe también

Delta Air Lines anuncia los resultados financieros del trimestre de diciembre y de 2021 completo

Delta Air Lines anuncia los resultados financieros del trimestre de diciembre y de 2021 completo. …