#1Dic Día Mundial de la lucha contra el Sida: la pandemia agravó las desigualdades

Justo cuatro décadas después de que se conocieran los primeros casos de sida en el mundo, según datos de ONUSIDA, todavía sigue siendo un importante problema de salud que afecta a millones de personas alrededor del planeta. La pandemia de Covid-19 no ha hecho más que empeorar la situación, aumentando las desigualdades de aquellos que pertenecen al colectivo, por ello, en elDía Mundial del Sida 2021 –que tiene lugar cada 1 de diciembre– se ha hecho hincapié en la importancia de acabar con estas diferencias para poder poner fin a la enfermedad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado que la disparidad, división y el desprecio por los derechos humanos son algunos de los problemas que han hecho que el sida se haya convertido en una crisis mundial, y también ha señalado al COVID-19 como agravante de esta mala situación, pues se ha retrasado el acceso a los servicios esenciales relacionados con el VIH, como pruebas diagnósticas, divulgación o incluso tratamientos.

El daño causado a los programas de VIH por el COVID-19 varía de un país a otro. Pero, en general, ha habido retrocesos sustanciales, particularmente durante los primeros seis meses de la crisis, y las personas que viven con VIH corren un riesgo elevado de morbilidad y mortalidad relacionadas con el COVID-19. Así, por ejemplo, los servicios de reducción de daños para las personas que consumen drogas, que son la piedra angular de las medidas de prevención del VIH entre esta población clave con mayor riesgo de infección por VIH, se interrumpieron en casi dos tercios (65%) de los 130 países encuestados en el 2020.

Según los últimos datos de la OMS, 37,7 millones de personas tenían VIH en 2020 en el mundo, 680.000 murieron por esta causa en el mismo año y 1,5 millones se infectaron. Por otro lado, hasta el 73% de los adultos con VIH estaban en tratamiento antirretrovírico de por vida. Por todo ello, hacen un llamamiento a los ciudadanos y a los líderes mundiales para que se lleven a cabo medidas contra las desigualdades que afectan al sida, pues creen que de esta manera podría llegarse a cumplir el objetivo de acabar con la enfermedad para el año 2030.

7 millones de personas podrían morir por sida en los próximos 10 años

“Todavía es posible acabar con la epidemia para 2030 pero eso requerirá una acción intensificada y mayor solidaridad. Para vencer al sida necesitamos una acción colectiva”, ha declarado António Guterres, secretario general de las Naciones Unidas. Y es que, desde ONUSIDA han dado la voz de alarma tras la publicación de su informe del Día Mundial de la Lucha contra el Sida 2021: ‘Desigual, sin preparación, bajo amenaza: por qué se necesita una acción audaz contra las desigualdades para acabar con el sida, detener el COVID-19 y prepárese para futuras pandemias’, pues estiman que en los próximos 10 años podría haber más de siete millones de muertes por sida.

En el informe se indica que existe una estrategia efectiva que fue acordada este año por los líderes en la ONU, y además, se citan cinco medidas para poner fin al sida, que también nos ayudarán a detener futuras pandemias, entre ellas están:

  • Crear un infraestructura dirigida por la comunidad y centrada en las personas.
  • Trabajar por un acceso equitativo a medicamentos, vacunas y tecnologías sanitarias.
  • Defender los derechos humanos, para generar confianza y afrontar las pandemias.
  • Elevar a los trabajadores esenciales y proporcionarles los recursos y las herramientas que necesitan.
  • Sistemas de datos centrados en las personas que pongan de manifiesto las desigualdades.

Compruebe también

Las frutas cítricas y su importancia en la cosmética

Las frutas cítricas siempre tan tenido gran incidencia en el campo de la salud y la cosmética; por …