El gran elector por Manuel Avila

El liderazgo de Morel Rodríguez sigue intacto porque fue el gran constructor de Nueva Esparta. Eso lo dice la gran obra de gobierno regada por toda la geografía insular donde la siembra de obras a lo largo de la gerencia del estado supo tejer diseños de obras para dar a Nueva Esparta la consolidación urbanística que hoy tiene.

Desde Cerro Colorado, Pedro Luís Briceño, El Piache, San Antonio, Villa Rosa, Jóvito Villalba, Las Casitas de Pampatar, El Guamache, San Francisco de Macanao, Los Cocos, Bella Vista, Achípano y otras barriadas de Margarita son obra y creación de las gestiones de Morel Rodríguez Avila sin ninguna duda. No tiene punto de comparación su obra en materia de viviendas que complementó con el proyecto “Sustitución de Techos y rehabilitación de viviendas” que hizo en todo el estado.

Ni se hable de escuelas donde 28 escuelas nuevas y otras rehabilitadas, la dotación de esas instituciones, los convenios con universidades nacionales, los aportes a la UDONE y la rehabilitación de escuelas nacionales y la creación del proyecto “Becas Funjemasu” le dieron a Nueva Esparta una proyección educacional que llevó las banderas en el desarrollo de Nueva Esparta. Eso se unió a la propuesta de la Universidad Católica “André Bello” que estuvo a punto de materializarse y que los enemigos de la región jugaron a evitar la siembra de esa casa de estudios en Las Huertas del Municipio Arismendi, la Escuela de Niños Especiales de La Comarca, Municipio García y el Núcleo Universitario de Coche fueron jugadas claves para elevar la calidad de la educación en la región. A eso hay que sumarle la presencia de la UCV en la región y la entrega de terrenos a la USB y el sueño de traer todas las universidades nacionales a Nueva Esparta para hacerle una sede en esta tierra. Todo un sueño que de haberse cristalizado sería hoy día la máxima expresión en materia educativa del país.

En materia de Cultura ni se diga porque en ese campo hizo Morel Rodríguez grandes esfuerzos con la construcción del Complejo Cultural “Francisco Lárez Granado” de Juan Griego, el Centro de Artes “Omar Carreño” de La Asunción, El Conservatorio de Música y Danzas “Alberto Requena de Los Robles, La Casa de la Cultura “Juan Fermín Millán” de Los Robles, el Teatro Juvenil de Los Robles, la Casa de la Cultura “Cruz Avila Mujica” de La Auyama” y la rehabilitación de los museos “Francisco Narváez y La Casa de la Cultura “Ramón Vásquez Brito” de Porlamar.

En el deporte la terminación del Gimnasio “Ciudad de La Asunción”, la rehabilitación del Gimnasio “Francisco Verde Rojas” de La Sierra y muchas canchas techadas y canchas a cielo abierto de toda Margarita y Coche, la rehabilitación del Estadio de Guatamare y la propuesta de traer a Bravos de Margarita a esta región. A eso se le agrega la iniciativa de traer la Serie del Caribe a Margarita por primera vez.

En materia de iglesia fue el constructor de iglesias por todo el estado Nueva Esparta lo que lo consolida como un hombre de la iglesia y la construcción del Centro Eucarístico del Valle fue otra obra de envergadura al cual nadie más le puso ni un solo bloque.

Ni se diga de la vialidad donde todas las autopistas y carreteras de Nueva Esparta tienen su sello personal y hasta la autopista Pampatar- Juan Griego tuvo una inversión millonaria por parte de las gestiones de Morel, la vía de Taguantar y el proyecto “La Costanera” que venía del Aeropuerto “Santiago Mariño” hasta Porlamar para seguir por la ruta costera hasta Pampatar fue un sueño vial de grandes alternativas.

Con esta obra de marca mayor, de otro nivel se muestra Morel ante el estado Nueva Esparta como candidato y la gente sueña de nuevo con volver al progreso de la región. Esa es la razón por la cual los bates quebrados que intentan competir con el roblero se quedan en el camino ante la gigantesca obra de un mago de la gerencia que supo dar grandes dividendos a su región.

Ahora de nuevo Morel es el gran elector con cifras escandalosas en los estudios de opinión que lo colocan por encima del 43% porque los neoespartanos castigados por gestiones grises de los gobernantes que lo precedieron no supieron manejar los hilos de la gobernanza y sometieron a los insulares a la peor calamidad social de todos los tiempos. Se murió el desarrollo de Nueva Esparta en manos inexpertas que solo buscaron excusa para la gobernanza y terminaron molidos por la historia. Y todavía los fracasados gobernantes se atreven a retar a Morel con ofensas y ataques arteros que solo han solidificado un historial que forma parte de la grandeza de esta región insular.

El gran elector de Nueva Esparta es Morel Rodríguez Avila y de eso no hay dudas porque los habitantes der esta tierra queremos que vuelva el progreso que perdimos en manos de gobernantes rocheleros que nada le dejaron a Nueva Esparta. Esa es la realidad de un cuadro electoral pare al #21N que consolidará de nuevo a Morel Rodríguez como Gobernador de esta región insular.

Encíclica/ManuelAvila

Compruebe también

El cadáver a caballo por Carlos Raúl Hernández

El cadáver pretenden ganar batallas pensando que el socialismo había terminado con la URSS, pero misteriosamente retorna en Venezuela en 1989