Por la recuperación de Nueva Esparta

Morel Rodríguez Ávila al pueblo insular

Neoespartanas, Neoespartanos

Llegada la hora de decidir el mejor de los caminos para reencontrarnos nuevamente con el desarrollo y el progreso de Nueva Esparta, quiero saludar cordialmente a todos quienes convivimos en esta tierra insular, con la responsabilidad que me caracteriza, y reiterarles mi compromiso de trabajar con ahínco por nuestras islas y todos ustedes.

La creciente sumatoria de voluntades a favor de nuestro proyecto, evidencia que lideramos un sentimiento mayoritario y que la verdad que difundimos es la palabra del pueblo, que inmerso en una grave crisis y en su sacrificio muestra una enorme voluntad democrática, pacífica y legal en la búsqueda de soluciones.

Esta es una realidad innegable, un hecho que se aprecia en cualquier rincón del escenario insular, demostrativo de la Margariteñeidad que distingue a la mujer y al hombre de Margarita, Coche y Cubagua y que se traduce en su fuerza interior.

La actual, resulta una oportunidad histórica que rendirá frutos provechosos, que, convertidos en buenas intenciones, permitirá el regreso a Nueva Esparta de lo perdido, multiplicando vigorosamente el esfuerzo para consolidar esta formidable aspiración.

De allí que venimos sosteniendo verdades, proponiendo soluciones, analizando la problemática con la responsabilidad y preocupación honesta de los que sentimos la urgencia de trabajar por regresarle al pueblo insular una mejor y mayor calidad de vida como la que antes tuvo, cuando la democracia se ejercía a plenitud desde el gobierno regional.

Se me conoce como un ciudadano responsable, trabajador, empeñado en promover, defender y concretar respuestas, prácticas y posibles, que en el ejercicio de gobierno ha dado fiel cumplimiento a su palabra, siempre honrada como compromiso positivamente realizable. Porque el pueblo neoespartano lo ha querido. Soy líder de la democracia insular y larga es la lista de los servicios prestados a favor del crecimiento en todo sentido de nuestras comunidades.

Vamos alegres a la campaña electoral, sin miedo alguno, porque nos anima un solo propósito, el de asegurarle al pueblo el bienestar perdido.

Saludamos a la gran familia neoespartana, agradeciéndole la confianza depositada, que no defraudaremos, convencidos como estamos que todos somos necesarios en los trabajos de recuperación de nuestra golpeada tierra insular, animándolos a que reiteren públicamente su adhesión a la democracia, a través de ejercer su derecho al voto, única vía que nos permitirá consolidar a Nueva Esparta y por ende a Venezuela, nuestra nación.

Su amigo de siempre, Morel Rodríguez Avila

Compruebe también

Morel Rodríguez Ávila toma las riendas de Nueva Esparta

Morel Rodríguez Ávila tomó juramento ante las nuevas autoridades parlamentarias comprometiéndose al rescate y trasnformación de Nueva Esparta