El mercado de capitales como opción válida de financiamiento

En Venezuela hay un problema grave con el crédito bancario. Desde el gobierno se ha impuesto una tesis: el crédito bancario genera una depreciación de la moneda, por lo tanto, hay que restringirlo.

La manera para hacerlo es aumentar (a un nivel increíblemente alto) el encaje legal, disminuyendo con esto la liquidez que tendría la banca para prestar dinero.

El acabar con el crédito bancario genera, al menos, dos efectos negativos importantes en la economía: la banca no puede cumplir con su principal función, la intermediación financiera (captar recursos, pagando una tasa de interés pasiva y prestarlos cobrando una tasa de interés activa); el segundo es que, sin crédito, es complicado para las empresas crecer, por lo tanto, la escasez de crédito atenta directamente con el crecimiento económico de un país.

El gobierno decidió sacrificar crecimiento, aunque tengamos 7 años sin crecer, en beneficio de su “lucha antiinflacionaria”.

La empresa privada ha tenido que trabajar con problemas de flujo de caja y sin financiamiento. Ha aprendido a operar sin respaldo de la banca, pero eso limita sus oportunidades de crecimiento, su desarrollo, sus posibilidades de innovación. Debido a esas limitaciones, el mercado de capitales surge como una interesante alternativa.

Si bien el mercado de capitales venezolano es pequeño y no presenta una gran profundidad, si ofrece un excelente potencial para generar financiamiento (tanto en moneda nacional como en divisas) para las empresas.

Y es que ha sido clave para muchas empresas venezolanas en los últimos meses haber acudido al mercado de capitales, lo que, sin lugar a dudas, irá incrementando la demanda de servicios financieros, los productos y por lo tanto las potencialidades de ese mercado.

Toda empresa venezolana que quiera aprovechar la oportunidad de mejorar su situación financiera, su flujo de caja y contar con alternativas para tener acceso a un mayor capital de trabajo, debe tener entre sus opciones el mercado de capitales.

El mercado de capitales puede jugar un papel importante en la recuperación económica del país. Para eso necesita, no solamente que sigan ocurriendo cambios en el entorno, sino también que los agentes económicos entiendan sus potencialidades y que las entidades financieras sigan expandiendo sus servicios.

Hoy, ese mercado en Venezuela ofrece alternativas para ahorristas y empresas. Ese rol de juntarlos, aumentándole la rentabilidad a los ahorristas y ayudando a conseguir financiamiento a empresas (además de ofrecerles tasas de interés más bajas que en los mercados informales), es fundamental para la mejora de la economía venezolana.

Notiespartano/BancayNegocios

Compruebe también

Nivel de desocupación en centros comerciales ha disminuido

La directora de la Cámara Venezolana de Centros Comerciales, Comerciantes y Afines (Cavececo), Claudia Itriago, …