Irak inicia comicios legislativos anticipados

Irak cerró su espacio aéreo y los pasos fronterizos terrestres, mientras los votantes se dirigían este domingo (10.10.2021) a las urnas para elegir un nuevo parlamento, del que muchos esperan surjan una serie de reformas profundas para superar décadas de conflicto y mala gestión.

La votación se adelantó seis meses en respuesta a un levantamiento popular en la capital, Bagdad, y en las provincias del sur a finales de 2019, cuando decenas de miles de personas salieron a las calles para protestar por la corrupción endémica, los malos servicios y el aumento del desempleo.

Los colegios electorales abrieron a las 07H00 locales (06H00 CET) y cerrarán a las 18H00 (15H00 GMT) excepto si se prolongara el horario. Decenas de observadores internacionales de la ONU y la Unión Europea vigilarán el proceso.

Temores de violencia postelectoral

La votación transcurrirá entre un gran dispositivo de seguridad en un país donde sigue activo el grupo Estado Islámico. Los aeropuertos cerraron el sábado por la noche y no abrirán hasta la madrugada del lunes.

Como todas o casi todas las formaciones disponen de sus propias facciones armadas, también preocupa la posibilidad de fraudes y violencia postelectoral.

Alrededor de 25 millones de personas están convocadas a las urnas para elegir a 329 diputados entre 3.240 candidatos con un nuevo sistema electoral de circunscripción uninominal que, teóricamente, debe promover a los candidatos independientes.

Los resultados provisionales se esperan 24 horas después del cierre de los locales, pero los definitivos no llegarán hasta una decena de días, según la comisión electoral.

Oportunidad histórica

El primer ministro Mustafá al Kazimi, que oficialmente no aspira a seguir en el cargo, definió la votación como «una oportunidad histórica» debido a la «reforma total» del sistema electoral.

Los expertos, sin embargo, pronostican una abstención récord en este país petrolero de 40 millones de habitantes, lastrado por décadas de conflicto y violencia.

En tanto, muchos militantes de las protestas de 2019 prevén boicotear la votación.

«Nada va a cambiar. Estas elecciones las ganarán las mismas facciones contra las que el pueblo se manifestó. No tenemos electricidad, ni transportes, ni servicios públicos, un ministerio de Sanidad miserable. Y eso que Irak es el país más rico de la región», dijo en Bagdad Mohamed Kasem, un jornalero de 45 años, que no acudirá a votar.

Notiespartano/DW.com/Reuters

Compruebe también

Pandemia refuerza el populismo de derechas en Europa

Pandemia ha aumentado el respaldo de los movimientos populistas de derechas en Europa, según estudio del Foro de la Midem