CNE advierte que observación electoral de la UE está comprometida

Las declaraciones del alto representante de la Unión Europea para las Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, sobre el papel de la Misión de Observación Electoral causan más polémica en las filas del chavismo y las entidades que controla, que empiezan a advertir una posible roptura de los acuerdos alcanzados.

Así lo evidencia un comunicado expedido por el Consejo Nacional Electoral (CNE), en el cual rechazan las declaraciones «injerencistas» del funcionario europeo y afirman que sus palabras pudieran «comprometer seriamente» el propósito de la invitación que se envió a la Unión Europea, así como el acuerdo firmado entre ambas partes.

El pasado 28 de septiembre la Unión Europea y el CNE firmaron un acuerdo para que se instaure una misión de observación electoral para acompañar los comisios regionales y municipales del 21 de noviembre. Actualmente, esta misión se encuentra en un proceso de instalación.

Sin embargo, ayer 8 de octubre, Borrell declaró que la legitimidad de las elecciones será determinada por el informe que redacte la misión de observación instalada por la Unión Europea, además de que su papel en estos comicios ofrece «garantías» para la oposición en materia de confianza y legitimidad.

Además, cuestionó el carácter democrático que el gobierno chavista afirma poseer y sostuvo que el acompañamiento electoral no implica que la Unión Europea legitime al gobierno madurista o que deje de apoyar al interinato de Juan Guaidó.

Para el CNE, las palabras de Borrell dan a entender que la misión de observación electoral de la UE «vendrá al país a acompañar a una parcialidad política» y advierte que viola el acuerdo firmado entre ambas partes, en el cual se establece que la misión de observación electoral y sus miembros «mantendrán una estricta conducta de imparcialidad, objetividad, independenia y no injerencia en el proceso electoral».

En este sentido, subrayan que la postura de Borrell, como representante de la UE, contraviene el propósito de la invitación que envió el CNE al bloque europeo.

«Las declaraciones del alto representante comprometen seriamente el sentido, espíritu y propósito de la invitación que fuera cursada en mayo pasado, así como el acuerdo firmado entre las partes», destaca la misiva.

Por lo tanto, el CNE objetó el argumento de Borrell sobre la legitimidad de los comicios al alegar que esta no depende del reconocimiento qeu haga un organismo extranjero, sino «de su congruencia con nuestro ordenamiento jurídico».

Además, detallaron que el CNE acordó que se exijan exigirán sobre estas declaraciones al encargado de la delegación de la Unión Europea.

A juicio del gobierno de Nicolás Maduro, esta posición manifiesta el «injerencismo» de un organismo internacional, según reza un comunicado emitido por el Ministerio de Relaciones Exteriores en respuesta a las palabras de Borrell.

En dicha misiva, se hizo énfasis en que Venezuela no permitiría la participación de una misión de observación electoral con las características descritas por Borrell.

Por su parte, el presidente de la Asamblea Nacional (AN) administrada por el chavismo, Jorge Rodríguez, también instó a la Unión Europea a desprenderse del rol de observador internacional si van a mantener esta postura.

 

Notiespartano/TalCual

Compruebe también

Quien tiene orden de captura eres tu contesta Guaidó a Maduro

Quien está señalado por crímenes de lesa humanidad, solicitado por narcotráfico y terrorismo con orden de captura eres tu Nicolás