¿Cómo prevenir la caída del cabello?

La caída del cabello suele ser un tema que preocupa a la mayoría de las mujeres, sobre todo cuando se desconoce cuál es la causa, pues esto no solo afecta la apariencia física, sino que puede afectar la autoestima.

Dermatólogos indican que cerca del 90% de las causas de la pérdida del cabello es por razones genéticas y el resto se debe a factores como el estrés, cuidado e higiene, e incluso a la mala alimentación.

También tener el cabello graso puede ser una razón para la caída del cabello, pues el exceso de sebo asfixia los folículos acelerando la caída.

Debes tener presente que existe un proceso natural que permite la caída del cabello, este se le denomina proceso de renovación y se pueden perder entre 50 a 100 cabellos diariamente.

En caso de estar por encima de esta cantidad es el momento de revisar lo que está ocurriendo y tomar las medidas correctivas lo más pronto posible.

Mientras consultas con un especialista puedes seguir estas recomendaciones y así ponerle un freno al asunto.

Prevenir y tratar la caída

Lo mejor para tratar y prevenir la caída del cabello son los remedios caseros, pues están elaborados con ingredientes naturales que no tienen ninguna contraindicación ni efectos secundarios que puedan perjudicar el cuero cabelludo o la fibra capilar.

Aloe vera

Frota el aloe contra el cuero cabelludo, asegúrate que la raíz del cabello quede empapada del aloe, deja que seque y luego lava el cabello como lo harías de manera habitual. Aplica cada vez que vayas a lavarte el pelo.

Té Verde

Aporta antioxidantes que ayudan a fortalecer el cabello y además estimula su crecimiento. Para emplearlo debes preparar el té normalmente y dejar enfriar para luego usarlo después de lavarte el cabello, como si se tratara de un enjuague. Repite al menos dos veces por semana.

Aceite de almendras

Por años, este ha sido considerado un remedio para evitar la alopecia. Las almendras contienen proteínas que mejoran la belleza tanto de la piel como del cabello.

Aplica unas gotas de aceite en tus manos y masajea el cuero cabelludo, no enjuagues. Si tu pelo es graso hazlo la noche anterior y lávalo en la mañana. También se recomienda usar aceite de romero, ricino o de oliva.

No olvides los masajes, son importantes ya que aumentan la circulación lo que permite que los folículos pilosos se fortalezcan.

Clara de huevo

El huevo contiene proteínas que ayudan a fortalecer el pelo, y lo deja más brillante y sedoso.

Para emplearlo debes batir 4 claras de huevo o más, dependiendo de la cantidad de cabello que tengas. Luego colocar sobre el cuero cabelludo con masajes circulares y dejarlo actuar por 30 minutos, para proceder a lavar muy bien.

Cebolla

Es uno de los alimentos más utilizados para tratar diferentes problemas capilares. Este vegetal activa la circulación sanguínea del cuero cabelludo y acelera el crecimiento del pelo. También disminuye la pérdida del pelo, previene la alopecia, minimiza la rotura, aporta fuerza volumen y brillo, y además, ofrece una protección natural contra los piojos.

Para aplicarla, solo debes colocar unos trozos de cebolla en el champú y emplearlo de manera habitual.

Recomendaciones

– Utiliza siempre peines con dientes gruesos.

– Si tienes el cabello graso, evita que la raíz se engrase demasiado porque aumentará la pérdida del pelo.

– Al momento de lavarte el cabello hazlo con movimientos suaves y delicados, porque si das masajes fuertes estimulas las glándulas sebáceas y generas mayor producción de grasa.

Compruebe también

Así afecta la menopausia a las relaciones sexuales

El 53 por ciento de las mujeres afirma que mantiene menos relaciones sexuales tras la …