Vitamina E, aliada de la belleza

La vitamina E es una vitamina liposoluble con muchos nutrientes que favorecerán nuestra visión, la salud de la sangre, el cerebro y la piel. Es un gran antioxidante, protegiendo el tejido corporal del daño causado por los radicales libres. Además de ser una vitamina fundamental para mantener el sistema inmunitario fuerte ante virus y bacterias.

Son muchos los alimentos que podemos consumir para obtener vitamina E en nuestro organismo. Entre ellos se encuentran el aceite de canola, el aceite de oliva, la margarina, las almendras, los maníes, la carnes, productos lácteos, vegetales de hojas y cereales.

Pero más allá del provecho interno a nuestro organismo al ingerir vitamina E, existen otros usos que se le pueden dar a esta maravillosa vitamina para nuestro beneficio. Aquí te contamos los más usados.

Usos de la vitamina E

Antiedad

Todos los beneficios de la vitamina E ayudarán a mantenernos jóvenes por más tiempo, retardando la aparición de arrugas, resequedad en la piel y líneas de expresión. Puedes colocarla en tu rostro todas las noches, sobre las áreas propensas a sufrir de señales causadas por el pasar del tiempo.

Contorno de ojos

Según el Free Radical Research Communications, el uso tópico de la vitamina E tiene grandes beneficios en la prevención de daños causados por los rayos UV y el estrés oxidativo. Por ello, la puedes utilizar en el contorno de los ojos, la piel más delgada de todo el cuerpo. Antes de dormir, aplica gotas de la vitamina en el área y ve dando suaves masajes hasta que se absorba. Repite el procedimiento hasta que se termine todo el contenido de la cápsula.

Estrías

Aunque esta vitamina no hace milagros, su uso regular sobre la superficie afectada por estrías, ayudará notablemente su mejora. Haciendo que la piel absorba sus nutrientes y mejorando la apariencia de la piel y dejando las estrías menos visibles. Si las cápsulas se mezclan con la crema antiestrías, el proceso de recuperación de la piel será un poco más lento, por eso es recomendable usarla sola.

Bálsamo labial

Gracias a las propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y fotoprotectoras de la vitamina E, su aplicación en los labios los mantendrán hidratados, disminuyendo la resequedad y el deterioro de esa piel tan delicada. Aplícalo cada dos horas sobre tus labios y será un perfecto sustituto de tu bálsamo labial habitual.

Manchas

Esta vitamina es rica en antioxidantes, que ayudarán a promover la regeneración celular de la piel, lo que la hace ideal para el uso de las manchas de piel. Puedes usarla todas las noches antes de dormir, aplicando sobre las manchas y masajeando hasta que se absorba. Por la mañana lava tu rostro como de costumbre.

Compruebe también

Así afecta la menopausia a las relaciones sexuales

El 53 por ciento de las mujeres afirma que mantiene menos relaciones sexuales tras la …