Consejos para disimular la caída del cabello

Las entradas no tienen que implicar, per sé, una calvicie. Pero suelen ser la primera señal de alarma por caída de cabello. Si esto te preocupa, lo primero que debes hacer es acudir a un dermatólogo para que valore el estado del cuero cabelludo y evalúe las medidas para tratarlo.

El estilista Eduardo Sánchez, director de Maison Eduardo Sánchez, declaró que «siempre que el cabello empieza a escasear, sea en la parte de la cabeza que sea, hay que optar por un pelo corto, de 2 a 3 centímetros. Se puede jugar con unos laterales y nuca más cortos y el frontal más largo, pero siempre hay que buscar un equilibrio». El estilista añade «hay que evitar dejarlo largo, por ejemplo, si se quiere disimular la pérdida de cabello en la coronilla, porque el pelo largo pesa más, entonces se abre más y, en las zonas de poca densidad, la pérdida se hace más evidente».

Además del cabello muy corto, Luciano Cañete, cofundador de los salones Corta Cabeza, aconseja para los hombres más modernos «un mullet o morrison, porque son cortes de pelo que encajan con ese look rebelde de quienes lo llevaban antes largo y se siguen aferrando, pudiendo lucir un corte corto, pero muy crecido y desordenado, con una largura de entre 5 y 8 cm en la parte superior y direccionado hacia adelante, para que de esa forma las entradas quedaran totalmente disimuladas».

Raparse la cabeza para disimular

Muchos hombres, al notar las entradas pronunciadas, acuden al rapado. Para el estilista «es una buena alternativa siempre y cuando la cabeza sea bonita, porque con la cabeza rapada, los defectos se ven aún más».

Otros trucos para disimular la pérdida de densidad del cabello

Además de elegir un buen corte de pelo, existen otros trucos que te ayudarán a disimular las entradas como las fibras capilares, soluciones temporales, pero rápidas para ocultar la pérdida de densidad y las calvas. Luciano Cañete aconseja también « productos de acabado como las aguas de mar que hacen que el pelo parezca más fuerte o productos redensificadores que engrosan la fibra capilar haciendo que parezca más gruesa y dan, por lo tanto, la sensación de una cabellera más poblada».

Y cuando el retroceso de la línea de nacimiento de pelo es ya muy evidente o la coronilla está completamente calva también puedes recurrir al injerto capilar.

La técnica para este injerto en las entradas, coronilla o zona superior de la cabeza es la misma que se aplica en toda la cabeza.

Según nos explica el experto de la Clínica FEMM «es la técnica del microinjerto, que consiste en implantar folículo a folículoel pelo en la zona receptora, para que el resultado quede natural. Se puede llevar a cabo de dos maneras, que difieren en cómo se extrae el pelo de la zona donante: la técnica FUE, en la que se extrae cabello de la zona occipital, pelo a pelo, y la técnica FUSS, que consiste en extraer una tira de pelo de aproximadamente 1-2 cm de ancho, de la zona posterior de la cabeza».

Compruebe también

Beneficios del aguacate para la salud

Muchos no saben al día de hoy todos los beneficios que tiene el aguacate si lo …