Turismo accesible en Chile…

Para los chilenos, tener acceso al mar es una realidad gracias al proyecto “Hacer Chile Accesible” impulsado por Wheel The World y que brindará accesibilidad a las playas con pasarelas retráctiles.

En agosto abrieron una escuela de esquí adaptado en Farellones y ahora están haciendo lo mismo en Pichilemu, practicando surf adaptado además de dar acceso a la orilla del mar. “Cuando estás en silla de ruedas hay posibilidades que uno tiene cerradas”, dijo Isabel Aguirre, extensta nacional paralímpica, quien a los 18 años sufrió un accidente automovilístico que lesionó algunas de sus vértebras torácicas y la dejó parapléjica. Pero, junto a Wheel the World (WTW), startup de origen chileno que hace el mundo accesible “particularmente en la industria del turismo”, ha vivido experiencias increíbles como visitar Machu Picchu o esquiar.

“Hacer Chile Accesible”

Actualmente, como product manager de la empresa está a cargo del proyecto “Hacer Chile Accesible”, el que pretende generar experiencias de alto valor, que faciliten el acceso a una serie de actividades a las personas en situación de discapacidad (PeSD). En este sentido, a principios de agosto, desarrollaron el primer laboratorio de formación para el esquí adaptado y abrieron la primera escuela en esta área en la Región Metropolitana. “La idea de desarrollar diferentes deportes y en diversos destinos nacionales surgió del hecho que muchas de estas actividades son de mayor segmentación, por un tema de acceso económico, implementación técnica y movilidad. Y creemos que podemos derribar esas barreras y eliminar los límites”, asegura Isabel.

Abriendo camino al mar 

Entre el martes 7 y el jueves 9 de septiembre, WTW junto a Royal Guard, Waitara Club y Escuelita de Surf Lobillos y en colaboración con la I. Municipalidad de Pichilemu, se abrirá un segundo destino: la capital del surf. Pichilemu será el epicentro del turismo accesible y para llegar a las mejores olas se implementará una pasarela retráctil que permitirá el acceso universal permanente a la playa. Tendrá una extensión de 30 metros y se fabricó con plástico reciclado, esto tiene un gran impacto para el país, ya que en Chile la normativa prohíbe la  construcción de infraestructuras permanentes en las playas en lo que se denomina “área de riesgo”. Esto ha limitado el acceso de personas con discapacidad física al mar en forma autónoma. Pero gracias a la colaboración de la Red Costarricense de Turismo Accesible, Chile contará con estas pasarelas.

La ONG internacional posee la propiedad intelectual del diseño y entregó los derechos a WTW para replicarlas. “Venimos trabajando con Wheel the World varios proyectos, para lograr que Costa Rica sea ejemplo en accesibilidad, por eso cuando nos propusieron accesibilizar las playas de Chile, no lo pensamos dos veces; sabemos quiénes son; WTW ejecuta correctamente sus proyectos y trabajan con nuestros mismos objetivos. Ahora estamos inaugurando Pichilemu donde Costa Rica y Chile trabajaron en conjunto por un mundo mejor”, aseguró Stephenie Sheehy, cofundadora de Red Costarricense de Turismo Accesible y directora ejecutiva del proyecto “Playas Accesibles”.

Wheel the World en playas

Para implementar esta idea en las playas nacionales, WTW recurrió al conocimiento de Desafío Ambiente, empresa chilena especializada en el plástico reciclado como materia prima para producir madera plástica. Ambos se unieron para esta iniciativa que busca dejar pasarelas instaladas en diferentes destinos del país. “El impacto que puede tener una pasarela en la vida de muchas personas, me motiva mucho, encuentro que es una deuda pendiente del país y me pone feliz poder contribuir en eso”, comenta Anita Farfán, socia fundadora de Desafío Ambiente. Siete personas con diferentes “discapacidades” “junto a sus acompañantes” “serán las primeras en probar estas pasarelas y vivir esta aventura sobre una tabla.

Notiespartano/ViajesBoletin

Compruebe también

Navegar en la costa de Alicante una experiencia única

¿Planeando las vacaciones? El frío invernal ya está presenta en las calles. Así, muchos deseamos …