Sergio Ramírez acusado en Nicaragua por «incitar al odio»

El escritor, novelista y exvicepresidente de Nicaragua Sergio Ramírez, Premio Cervantes de Literatura 2017, fue acusado por la Fiscalía de «realizar actos que fomentan e incitan al odio y la violencia», informó el Ministerio Público el miércoles (08.09.2021).

El laureado escritor de 79 años, que fue vicepresidente durante el primer gobierno sandinista (1979-1990) y es crítico del presidente Daniel Ortega, también fue acusado por haber recibido, a través de la Fundación Luisa Mercado que dirige, dinero de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, indicó la Fiscalía en una declaración.

El Ministerio Público solicitó una orden de detención y allanamiento en contra de Ramírez, quien se encuentra fuera de Nicaragua y ya había anunciado que no regresaría al país para evitar represalias del gobierno, tras haber sido citado por el Ministerio Público el pasado 1 de junio.

La Fiscalía también acusó a Ramírez «por realizar actos que fomentan e incitan al odio y la violencia», por haber recibido a través de la Fundación Luisa Mercado, dinero de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, «cuyos principales miembros de su junta directiva se encuentran acusados por realizar conductas de apropiación indebida, lavado de dinero, bienes y activos».

La Fiscalía sostuvo que esos fondos eran desviados para financiar «a personas y organismos que buscaban la desestabilización de la buena marcha del desarrollo económico y social del país».

Gioconda Belli: «No hay palabras»

«Se le acaban las palabras a una para nombrar lo que pasa en Nicaragua», reaccionó la poeta Gioconda Belli al conocer la noticia. «Estoy dolida, ofendida y muy prepocupada y triste por mi país», agregó en declaraciones al portal del canal 100% Noticias desde Estados Unidos, donde se encuentra.

«Sergio Ramírez es una personalidad, un escritor que ha mantenido en alto las letras de Nicaragua, que ha apoyado a los jóvenes. Esta es una ofensa para todos los nicaragüenses, un acto de pura maldad y venganza», dijo Belli, quien como Ramírez abandonó en los años 90 las filas del Frente Sandinista por disentir del liderazgo de Ortega.

Se juzga a «terroristas», dice Ortega

Anteanoche, Ortega calificó de «terroristas» a los opositores que se encuentran detenidos por supuesta traición a la patria, y «demonios de sotanas» y «satánicos» a los obispos y sacerdotes críticos.

Según el mandatario, sus adversarios «se estaban preparando para repetir la historia (de la revuelta de abril de 2018) y se está haciendo justicia, eso es todo, se está haciendo justicia contra los terroristas».

En el marco del proceso electoral, las autoridades nicaragüenses han arrestado y/o enviado a juicio a 36 dirigentes opositores y profesionales independientes, incluido siete que anunciaron sus intenciones de aspirar a la Presidencia en los comicios de noviembre, en los que Ortega busca una nueva reelección.

En los comicios de noviembre, Ortega, un exguerrillero sandinista próximo a cumplir 76 años y que retornó al poder en 2007 tras coordinar una Junta de Gobierno de 1979 a 1984 y presidir por primera vez el país de 1985 a 1990, buscará su quinto mandato, cuarto de forma consecutiva, y segundo con su esposa la vicepresidenta Rosario Murillo.

Notiespartano/DW.com/EFE

Compruebe también

Mujeres marchan en Chile para rechazar el «fascismo»

Mujeres marcharon este jueves en la capital chilena, en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer