¡Alfredo, tus mejores tiempos ya pasaron! por José Gregorio Rodríguez

Es preciso recordar para ser justos en el análisis de lo que acontece hoy en la política venezolana, los antecedentes que nos condujeron a la actual situación, donde por una parte el poder electoral convocó unas megaelecciones regionales y municipales que se realizarán el próximo 21 de noviembre y por la otra, el liderazgo del autodenominado G4 (Ramos Allup, Julio Borges, Juan Guaidó y Manuel Rosales) instalaron el mes pasado otra Mesa de Negociación en México, que hoy precisamente se encuentra reunida en la capital de ese país.

En septiembre del año 2019, el Gobierno venezolano y un importante sector de la oposición instalaron en Caracas, una Mesa Nacional de Diálogo y firmaron un “Acuerdo de Paz, Entendimiento y Convivencia”.

Efectivamente, en esa oportunidad; Avanzada Progresista, del ex candidato presidencial Henry Falcón; el Movimiento al Socialismo (MAS), de Felipe Mujica; el Movimiento Soluciones, de Claudio Fermín; Cambiemos, de Timoteo Zambrano; con la posterior incorporación de Esperanza por el Cambio, del evangelista Javier Bertucci, dieron un paso al frente y decidieron conversar con el gobierno del presidente constitucional, Nicolás Maduro.

Inicialmente acordaron trabajar en seis puntos: la incorporación del PSUV y sus aliados a la Asamblea Nacional electa en 2015. La conformación de un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE). La instalación de una comisión para, en conjunto con el Poder Judicial, evaluar beneficios judiciales a dirigentes políticos privados de libertad. La defensa del legítimo derecho de Venezuela sobre la Guayana Esequiba. El rechazo a las medidas coercitivas unilaterales y, la aplicación de un programa de intercambio de petróleo por alimentos.

En poco tiempo se produjeron los primeros resultados: la liberación del diputado de Acción Democrática, Edgar Zambrano y la reincorporación de la fracción parlamentaria del Bloque de la Patria, a la Asamblea Nacional.

Un tiempo después, el presidente Nicolás Maduro, anunció el indulto de 110 detenidos por razones políticas, terrorismo y hasta magnicidio en grado de frustración.

Luego vino, en junio del 2020, la designación de un nuevo CNE por parte del TSJ, para ocuparse de las elecciones parlamentarias constitucionalmente previstas para ese mismo año.

El nuevo Poder Electoral, quedó presidido por la doctora Indira Alfonzo, en sustitución de Tibisay Lucena.

El 02 de julio del 2020, el nuevo CNE anunció la convocatoria de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre de ese año.

En menos de un año de actuación de esa mesa de negociación, fueron muchos los logros alcanzados en la vía de la reinstitucionalización de la república y por eso merecen especialísimo reconocimiento quienes por el lado opositor decidieron asumir el papel de “conversadores” por la oposición: Claudio Fermín, Felipe Mujica, Timoteo Zambrano, Henry Falcón y Javier Bertucci, entre muchos otros compatriotas, que contribuyeron con este esfuerzo.

Contra ellos y las organizaciones que representan, se desató una de las más brutales campañas de descalificación, estigmatización y satanización de los últimos tiempos. Sin embargo, supieron mantener su postura con convicción y coraje, para labrar un acuerdo que todavía va dejando sus frutos.

De las actuaciones del nuevo CNE, que convoca las megaelecciones del 21 de noviembre, elegido por la AN luego de más de 15 años de omisión legislativa, ustedes están al día. De eso hablaremos en otra oportunidad.

Sólo consideré importante recordar el papel de los integrantes de la mesa de septiembre del 2016 en el proceso que vive la república, no sólo es justo, sino porque para analizar el caso de Nueva Esparta, es fundamental.

Estamos culminando el proceso de postulación de candidatos a la gobernación, las 11 alcaldías, el Consejo Legislativo y las 11 cámaras municipales.

En esta oportunidad nos referiremos especialmente a los postulados a la gobernación por la oposición.

En primer lugar, nos referiremos a la postulación del ex gobernador Morel Rodríguez Ávila, respaldado en principio por la Alianza Democrática (AD, Copei, Pro Ciudadanos, Primero Venezuela, Voluntad Popular, Venezuela Unida, Nuvipa, Soluciones, Alianza Centro, Compa, Unidad por Venezuela, Opina, Unidad, Bandera Roja, Redes, UPP 89, MAS, Cambiemos, Partido Ecológico y El Cambio), el nuevo partido nacional Fuerza Vecinal y la organización neoespartana, Movimiento Regional de Avanzada (MRA).

El ex gobernador Morel Rodríguez desde que anunció su aspiración en firme desde enero de este año, ha venido creciendo en las encuestas que “tirios y troyanos” han contratado en la región.

En dos encuestas de la empresa MDC Estudios, en mayo y julio de este año, el ex gobernador aparece cómodamente por encima del otro candidato de la oposición, Alfredo Díaz, quién es respaldado por la autodenominada Plataforma Unitaria (PU). En la de julio registra números superiores a los del mes de mayo.

Quiero referirme con detenimiento a los datos aportados por la empresa encuestadora DatinCorp, primero, porque es la muestra más reciente, del 29 de agosto. Y segundo, porque la realizó la encuestadora que viene trabajando para el gobernador Alfredo Díaz, desde sus tiempos de alcalde.

En cualquier escenario que consultan, Morel Rodríguez, sale favorecido por amplio margen. Además, en este portal de noticias y otro distinguido columnista de la casa, se han referido al tema.

Solo quiero mencionar algunos datos útiles para el análisis de hoy:

-Si las elecciones fueran hoy por quién votaría:

Morel Rodríguez Ávila: 49.89 %

Alfredo Díaz: 11.65 %

-Si se realizaran elecciones primarias en la oposición por quién votaría:

Morel Rodríguez: 60.87 %,

Alfredo Díaz: 15.14 %

-El 57.04 % de los consultados manifestó estar totalmente convencido de votar el 21 de noviembre.

Además, en la muestra está presente una pregunta que es clave para las aspiraciones de los candidatos a alcaldes, legisladores y concejales.

– ¿Votaría por los candidatos de la oposición que dirige Morel Rodríguez Ávila? El 33.31 % dijo de Sí.

– ¿Votaría por los candidatos de la oposición que dirige Alfredo Díaz?

Sólo el 8.7 % dijo que Sí.

Finalmente, una pregunta que define con claridad la situación:

¿Cómo evalúa usted la gestión del gobernador de Nueva Esparta?

-Negativa: 60 %

-Excelente: 3.69 %

-Buena: 8.22 %

La verdad es que estos números confirman el sentimiento de categórica condena que se registra en la calle a la gestión del gobernador Alfredo Díaz, el cual es valorado como el peor gobierno regional hasta la fecha. A estas alturas del juego luce poco probable revertirlos.

Lo intentaron con el acto de proclamación de Alfredo Díaz y sus candidatos realizados en una de las calles más angostas de Porlamar el viernes pasado. Sobró plata y faltó pueblo. Ni siquiera pudieron movilizar 1500 personas de todo el estado.

Los comentarios de la gente que estaba en el acto, en el transporte que los movilizó y en los festejos del centro de Porlamar fueron lapidarios. En tono de despedida alguien dijo: ¡Alfredo, tus mejores tiempos ya pasaron!

No lo digo yo, lo afirma quien hasta hace poco fue su encuestador de cabecera.

José Gregorio Rodríguez/Jotaerre577@gmail.com

Compruebe también

Vuelvan Caras por César Pérez Vivas

Vuelvan Caras ese debe ser nuestro grito en esta hora frente a los que se sienten derrotados, ante a los que no tienen esperanza,