Nueva Esparta decidió por Manuel Avila

Conocer a Jesús Seguías y su encuestadora Datincorp es parte de las verdades de la política venezolana y el ex alcalde de Porlamar y ahora Gobernador saliente saben de la seriedad de ese encuestador venezolano. Es que Jesús le llevó las encuestas al otrora alcalde y conoce a fondo los intríngulis de la política espartana. Por eso no se atreve el que tuvo su gran oportunidad histórica a contradecir unos números reales que es lo que tiene rato pensando el elector insular.

Lo interesante de esa encuesta es que no le está haciendo un pirata de las encuestas sino un hombre serio, intelectual y un reconocido y prestigioso profesional de las encuestas que con su empresa Datincorp ha dado pronósticos y adelantos de resultados que todos los neoespartanos hemos avalado. Y ha sido el propio Gobernador saliente fiel testigo de la seriedad de esos trabajos de campo rigurosos y con métodos científicos de alta factura. No se trata de un saludo a la bandera, sino de una encuesta que establece definitivamente la realidad electoral de Nueva Esparta con todas sus verdades.

Con ese contundente 49,89% se refleja el trabajo de constructor de Nueva Esparta que hizo Morel Rodríguez en sus tiempos de gobernanza y que le gente recuerda con orgullo el progreso y desarrollo de Nueva Esparta. No es por capricho de Jesús Seguías y Datincorp que Morel tiene 49,89% en la encuesta que después de un laborioso trabajo de campo pudo medir lo que piensa la gente de Nueva Esparta. Esa es la verdad der un estado que angustiado por los malos gobiernos que realizaron Mata Figueroa y el Gobernador y el Protector convirtieron a nuestra tierra en casas muertas. Esa es la realidad electoral de Nueva Esparta plasmada en una encuesta que rompe el hielo y pone a Morel Rodríguez con 49, 89% por encima del 14,47% del Gobernador Saliente y del Protector que con 11,65% no llega al 18% del PSUV a nivel nacional.

En medio de esa realidad electoral no quedan dudas que Morel Rodríguez se escapó en las preferencias de los electores neoespartanos que ven en el roblero la esperanza de los pueblos insulares. A la gente se le acabó la paciencia esperando los resultados de la gobernanza y solo ven por los caminos la oscuridad de los cortes de luz y apagones, los ciclos de agua llevados hasta 50 y 60 días, los hospitales colapsados, la inseguridad galopante y los demás servicios convertidos en nada. Y por parte de una gobernación cerrada técnicamente hace año y medio no se vieron en 4 años resultados positivos para la región.

Esa es la realidad de un elector neoespartano que fijó su esperanza en Morel Rodríguez Avila que ha asumido el compromiso con Nueva Esparta de rescatar a su pueblo de las condiciones precarias de la falta de políticas dirigidas a la consolidación del desarrollo de su región. Sin dudas que la muerte del Puerto Libre y la caída estrepitosa del turismo han contribuido a generar un estado de miseria nunca visto en estos espacios de la espartanidad.

Tristeza es ver a la Porlamar de los techos rojos convertida en una Ciudad fantasma donde las huellas de las grotescas gestiones municipales han convertido a la tierra comercial de progreso en tierra de nadie. Y es que hablar de la destrucción de Porlamar y de su ciudadanía es un tema álgido y duro de tocar porque se resienten las heridas de quienes tuvieron la oportunidad de gobernar y solo dejaron huellas de la miseria en los espacios que les tocó conducir.

Por esas razones es que el 49,89% que reflejan las encuestas a favor de Morel es por sus ejecutorias en funciones de gobierno que convirtieron a Nueva Esparta en un estado de progreso y desarrollo. Esas obras de los gobiernos de Morel quedaron sembradas en el subconsciente colectivo y es el reflejo de un estudio de opinión realizado por una empresa seria que muestra sin tapujos la realidad político-electoral de Nueva Esparta.

Así que los afectados por los resultados de las encuestas tendrán que tragar grueso y aceptar que esos registros de una encuestadora tan seria como Datincorp solo muestra la radiografía de lo que está viviendo Nueva Esparta en estos momentos. De manera que ponerse a esperar milagros después de sus gestiones catastróficas ponen al Gobernador y al Protector a mirarse en el espejo y esperar los resultados de unas elecciones del 21 N que ya avizoran que vuelve la esperanza a Nueva Esparta.

Encíclica /ManuelAvila

Compruebe también

Zapatero y la mina de oro por Laureano Márquez

Zapatero tiene una mina de oro en Venezuela. Siempre pensé que la afirmación se hacía en sentido metafórico