Fallo de Corte Suprema de El Salvador da luz verde a reelección de Bukele

Imagen de archivo. El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, durante una ceremonia de ascenso de policías a cabos en San Salvador. 30 de septiembre de 2020. REUTERS / José Cabezas

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, podrá aspirar a la reelección en 2024 tras una resolución emitida el viernes por la Corte Suprema de Justicia, integrada por magistrados nombrados por la Asamblea Legislativa dominada por el oficialismo.

Hasta ahora, los presidentes en El Salvador no podían aspirar de nuevo al Ejecutivo de forma consecutiva, sino que debían esperar 10 años.

El fallo de la Corte Suprema es el resultado de una complicada demanda de pérdida de derechos ciudadanos presentada por el abogado Salvador Enrique Anaya contra Nancy Díaz Martínez, una salvadoreña que promovía la reelección de Bukele.

La querella insistía que suscribir actas para apoyar la reelección o continuación del presidente de la República era una violación a la Constitución.

En consecuencia, los magistrados determinaron que la interpretación de la Constitución en 2014 era errónea y que la Carta Magna permite a un ciudadano ser presidente por un máximo de 10 años, o dos períodos presidenciales, sin que tengan que ser distanciados.

La corte ordenó en su fallo al Tribunal Supremo Electoral «que permita, de conformidad al artículo 152 (…) que una persona que ejerza la presidencia de la República y no haya sido presidente en el período inmediato anterior participe en la contienda electoral por una segunda ocasión”.

Reacciones no se hacen esperar

La voces de protesta por la decisión llenaron de inmediato la prensa salvadoreña. En un artículo en elsalvador.com, el constitucionalista Francisco Bertrand Galindo dijo que la resolución es una “confirmación de una estructura de golpe en secuencia” que se ha venido configurando en el presente gobierno.

El abogado Anaya, el presentador de la demanda inicial, calificó el fallo de “una aberración” y una “vergüenza absoluta” en términos constitucionales, y dijo que será necesario revisar a profundidad cada apartado de la resolución para encontrar las partes que puedan rechazarla.

José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, en un mensaje de Twitter, comparó la decisión con “el mismo libreto que usaron Daniel Ortega (en Nicaragua) y Juan Orlando Hernández (en Honduras)” y afirmó que “la democracia en El Salvador está al borde del abismo”.

Por otro lado, la directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara-Rosas, replicó también por Twitter que “El Salvador ha demostrado que no será la excepción” entre “los gobiernos que desmantelan las instituciones para violar los derechos humanos”.

Notiespartano/VOA

Compruebe también

En enfrentamientos mueren 10 disidentes de las FARC en Colombia

En enfrentamientos murieron 10 disidentes de las FARC con el Ejército colombiano en una zona rural del convulso departamento del Cauca