Todo lo que debes saber sobre la ovulación

ovulación 

La ovulación es uno de los procesos del ciclo menstrual de la mujer en el cual un folículo ovárico se rompe y libera un óvulo, también conocido como ovocito o gameto femenino. La ovulación también ocurre dentro del ciclo estral de las demás hembras de mamífero, aunque este proceso guarda diferencias sustanciales con el ciclo menstrual humano. El período de tiempo durante el cual se produce la ovulación es denominado la fase ovulatoria o el período periovulatorio.

¿En qué consiste la ovulación?

La ovulación puede definirse como el proceso que integra el ciclo menstrual femenino y que consiste en la liberación de un óvulo o gameto femenino. Este proceso se da por una serie de cambios hormonales diversos.

Los óvulos liberados se ubican, con anterioridad a la ovulación, en los ovarios. A medida que se acerca este proceso, el cuerpo produce una cantidad mayor de la hormona estrógeno, responsable de crear un entorno apto para recibir el esperma. El aumento del estrógeno viene acompañado del aumento repentino de la denominada hormona luteinizante (LH).

La ovulación suele ocurrir entre 24 y 36 horas después del aumento de LH, por lo que se reconoce a esta hormona como un factor especialmente determinante para la liberación del óvulo.

El proceso de la ovulación

El proceso de la ovulación se encuentra controlado por el hipotálamo en el diencéfalo y a través de la liberación de dos hormonas secretadas en el lóbulo anterior de la glándula pituitaria, la hormona luteinizante (HL) y la hormona estimuladora del folículo (FSH). En la fase folicular (pre-ovulatoria) del ciclo menstrual, el folículo ovárico sufre una serie de transformaciones denominadas expansión del cumulus, estos cambios son estimulados por la secreción de FSH. Luego que estas transformaciones se completan, se forma una abertura denominada stigma en el folículo, y el óvulo deja el folículo a través de esta abertura.

La ovulación es disparada por un aumento significativo en la secreción de FSH y LH por la glándula pituitaria. Durante la fase luteal (post-ovulatoria), el óvulo se desplaza por las trompas de Falopio hacia el útero. Si es fecundado por un espermatozoide, luego de 6 a 13 días podrá implantarse allí.

En los humanos, los pocos días próximos a la ovulación constituyen la fase fértil. La ovulación en promedio ocurre hacia el día catorce de un ciclo menstrual de duración promedio (veintiocho días). Sin embargo es normal que el día en que se produce la ovulación se aparte del promedio, siendo comunes ovulaciones entre el décimo y el décimo noveno días del ciclo menstrual.

La longitud del ciclo por si misma no es un indicador confiable del día de ovulación. Mientras que por lo general una ovulación temprana resulta en un ciclo menstrual más corto, y viceversa, la fase luteal (post-ovulatoria) del ciclo menstrual puede variar hasta en una semana de mujer a mujer.

¿Por qué es importante conocer cuándo ocurre la ovulación?

La ovulación es un proceso asociado a la fertilidad femenina, que resulta indispensable para que haya fecundación del óvulo con el espermatozoide. En la fase post-ovulatoria, el óvulo se desplaza por las trompas de Falopio hasta llegar al útero. Si es fecundado por un espermatozoide podrá implantarse en el útero y, de este modo, comenzaría otro proceso conocido como embarazo.

¿Cuáles son los síntomas de la ovulación?

Son varios los síntomas de este proceso biológico femenino. Los más distintivos son la mucosidad cervical, los dolores abdominales y en los pechos, y la temperatura basal y corporal. Quizás el síntoma más evidente para las mujeres sea el cambio en la textura y consistencia del flujo vaginal que acompaña los procesos que acontecen durante el ciclo menstrual. Es el moco cervical el que dará a los espermatozoides un medio propicio para desplazarse hasta fecundar al óvulo. Durante la ovulación, el flujo vaginal adopta una textura resbaladiza y un color blancuzco.

Los dolores abdominales y en los pechos no se presentan en todas las mujeres ni tampoco tienen la misma intensidad en las mujeres que los experimentan. Estos dolores pueden aparecer antes, durante o después de la ovulación.

La temperatura basal y corporal durante la ovulación puede ser medida con un termómetro especialmente diseñado para ello.

¿Qué pruebas existen para conocer la fecha?

Como los síntomas no son iguales en todas las mujeres ni tan claramente apreciables, muchas mujeres prefieren realizarse pruebas para determinar exactamente cuál es su fecha de ovulación.

Las tiras reactivas son una de las alternativas. Estas tiras miden el nivel de la hormona luteinizante en la orina. El aumento de esta hormona suele producirse 36 horas antes de la ovulación. El nivel de certeza de esta prueba se estima en 99%. Cuando la LH alcanza su nivel máximo es el momento óptimo para tener relaciones sexuales si lo que se busca es un embarazo.

Notiespartano

Compruebe también

La privacidad en la relación de pareja

Si tú o tu pareja intentan controlarse mutuamente, no se respetan como personas. Para convivir armónicamente, …