Productores en Lara utilizan sus cosechas como método de pago

Para los productores del estado Lara el trueque se ha convertido en el principal método de pago para garantizar alimentos, consultas médicas, combustible o servicios y usan parte de sus cosechas para ello.

Según reseñó la Prensa Lara, la devaluación del bolívar, la escasez de efectivo y las constantes fallas de internet hacen que canjear su mercancía sea la opción más viable para los productores del campo.

Pagar con granos de café es algo común en parroquias como Guárico, Anzoátegui e Hilario Luna y Luna del municipio Morán, tal y como sucedía en en el siglo XIX cuando este rubro era tan valioso que era considerado casi oro.

Luis Artigas, productor cafetalero de la zona, informó a la Prensa Lara que con café llegan a pagar hasta el pasaje del transporte público.

«El precio del kilo de café molido cuando no hay cosecha es equivalente al valor de un dólar. Un pasaje desde Guárico hacia Barquisimeto vale tres dólares, es decir se paga con tres kilos de café para ir a la capital de Lara y abastecerse de insumos», explicó.

Estas tres parroquias en Morán son consideradas el triángulo de la montaña, son zonas cafetaleras por excelencia, razón por la que los granos de café mueven la economía.

«Aquí la gente intercambia el café por víveres, carne, gasolina y hasta sirve para pagar el servicio de un odontólogo por sacar una muela», comentó Artigas, quien indicó que la gente fija los precios en dólares, pero como también escasean las divisas en efectivo terminan pagando con quintales o bolsitas de café. Cada quintal tiene un peso de 46 kilos con 200 gramos.

Indicó que en temporadas de cosecha, de septiembre a febrero el café se cotiza más barato. «Lo que se conoce como café verde, que es el grano que no ha sido tostado ni molido es valorado en dos dólares el kilo. Lo que quiere decir que con un kilo se pueden pagar dos harinas PAN», soltó.

En el caso de Sanare, en Andrés Eloy Blanco, la cosecha de lechuga, coliflor, brócoli, papas y café son esenciales para comprar combustible. «La gasolina que se consigue en esta zona es bachaqueada, por lo tanto cobran el litro hasta en dos dólares. Cuando no tenemos flujo de caja para cancelar utilizamos parte de la mercancía que debemos trasladar al Mercado Mayorista de Barquisimeto (Mercabar), para pagar», relató Alberto Escalona, agricultor.

Comentó que para llenar el tanque de su camión 350 que es de 50 litros, deben despojarse de 10 cestas de lechuga, cuyo valor es de tres dólares cada una, más 10 cestas de brócolí que son vendidas al mismo precio, y sumarle cuatro cajas de coliflor que valen 10 dólares cada una para pagar los 100 dólares que le cuesta ir seguro a Barquisimeto.

Notiespartano/800Noticias

Compruebe también

Nivel de desocupación en centros comerciales ha disminuido

La directora de la Cámara Venezolana de Centros Comerciales, Comerciantes y Afines (Cavececo), Claudia Itriago, …