Si no se interviene Sistema Eléctrico de Nueva Esparta se mantendrá racionamiento

El sistema energético del estado Nueva Esparta conformado por sus dos plantas generadoras, Luisa Cáceres de Arismendi, Juan Bautista Arismendi y el cable submarino no producen la energía que requiere el estado para su normal funcionamiento la cual se encuentra en el orden de los 500 megavatios, lo que se traduce en los fuertes racionamientos que se aplican diariamente a la población por más de 4 horas diarias.

Al respecto, el Colegio de Ingenieros se pronunció manifestando preocupación por el silencio de Corpoelec, y envió un exhorto a sincerar el problema que afecta a la región insular y en especial la actividad turística que se encuentra en suspenso.

Eustacio Aguilera, presidente de la Comisión de Electricidad del gremio, alertó sobre la afectación a la economía y la vida de los pobladores, con el agravante que se desconoce cuándo se estabilizará nuevamente el servicio, pues, aunque supuestamente este mes empezaría la recuperación de la planta Juan Bautista Arismendi no hay fecha cierta para ello, ni para los trabajos que requiere la planta Luisa Cáceres.

Según Aguilera la planta Luisa Cáceres de Arismendi a pesar de tener 16 unidades generadoras ninguna está trabajando por lo que produce 0 megavatios. La planta Juan Bautista Arismendi que tiene una capacidad instalada de 200 megavatios solo está produciendo 90 y el cable submarino que está soportando la mayor parte del consumo tiene una capacidad máxima de 150 megavatios, pero este no es un suministro confiable, y seguro, porque depende de las situaciones que se presentan en el resto del país porque pertenece a un sistema interconectado que cuando ocurre una falla en el centro o en el occidente del país o en cualquier parte del oriente, esto limita el transporte por el cable y en vez de 150 esta puede reducirse a 120 o hasta 80 o menos. De allí la importancia de tener mayor generación dentro de la isla.

Señaló que no es conveniente la operación de tantas plantas eléctricas para generar energía de manera individual, por la contaminación y fallas de combustible, por lo que insistió que, la solución ante la emergencia es invertir urgente en la mejora de las plantas de generación local que minimicen la dependencia de tierra firme, por las propias fallas del sistema interconectado nacional.

Corpoelec debe sincerar la producción de energía de Nueva Esparta

Aguilera quien preside la Comisión de Electricidad, dijo que urge intervenir con recursos y un plan de rescate de las plantas.

“El consumo de energía más las perdidas está en el orden de 300 megavatios, con la incorporación plena del cable submarino, restableciendo las líneas 1 y 2 Casanay Chacopata se pueden traer un máximo de 150 megavatios a la isla más los 90 que está generando la planta Juan Bautista Arismendi, estamos hablando de una oferta total de 240 megavatios, eso significa que tenemos un déficit por el orden del 20%, 60 megavatios menos, por eso siguen los cortes programados por el orden de las 4 horas 2 veces al día”.

Lo que esta planteado, agrega el técnico especialista, “es poner en funcionamiento la unidad número 2 que se encuentra fuera de servicio en la planta Juan Bautista Arismendi la cual podría aportar 60 a 70 megavatios y eso equilibraría el sistema y terminaría con los racionamientos. Sin embargo, en este momento la oferta y la demanda están completamente iguales por lo tanto cualquier contingencia, cualquier falla, cualquier perdida de transporte por el cable submarino vamos a caer en déficit por eso hemos planteado, que paralelo a ese trabajo se recuperen tres unidades en la Luisa Cáceres que son la 7, 8 y la 11 que podían aportar 75 megavatios adicionales y allí sí tendríamos cierta reserva para solventar cualquier falla que se pudiese presentar”.

Supuestamente, comenta Eustacio Aguilera, la planta Juan Bautista estaría listo a finales del mes de agosto y se desconoce cuándo se iniciarán los trabajos en la Luisa Cáceres que son acciones que se deben acometer en el corto plazo, es decir de inmediato.

Expone que a mediano plazo considera prudente analizar el uso de energías alternativas, y permitir modelos de privatización, como alianzas estratégicas y concesiones y hasta el arrendamiento de unidades generadoras para producir que requiere el estado que está en el orden de los 600 a 750 megavatios.

Notiespartano

Compruebe también

Morel Rodríguez pide a PDVSA normalizar suministro de combustible a sector pesquero

Morel Rodríguez envió oficio a Tareck El Aissami, Presidente de PDVSA para plantearle la problemática y solicitar una pronta solución