Una obra que nadie olvida por Morel Rodríguez Ávila

Hace ya ocho largos años le entregamos al general que ganó las elecciones, pero no sabía porqué ni para qué, un estado en organizada marcha hacia el progreso. En la práctica, al decir del pueblo, Nueva Esparta era una verdadera tacita de plata. De esa afirmación sobraron las pruebas pues, verdad irrebatible, entonces como ahora resultaba imposible negarlo.

Los pueblos de Margarita y Coche fueron objetivo primordial de mi gobierno, caracterizado por llevar adelante una probada revolución social, que así la calificaron estudiosos y la confirmaron los indicadores con los cuales los organismos internacionales miden el desarrollo de las naciones, coincidiendo en afirmar que el nuestro fue el estado que, en toda la república, y de manera sostenida, logró la mayor y mejor calidad de vida.

Al precisar el nivel de desarrollo alcanzado, los técnicos destacaron que fue Nueva Esparta el punto de atracción mas notable para la inversión extranjera; que la industria de la construcción aquí alcanzó, como en ninguna otra región del mapa nacional, los más altos niveles. El sector turístico, por ejemplo, se vio beneficiado en todo sentido. Ejemplo; el sector hotelero en todas sus escalas, desde la más sofisticada instalación, perteneciente o no a cadenas internacionales, hasta la más acogedora posada.

Los servicios públicos funcionaban eficientes y eficaces.

Y hay que decirlo, la red vial era la mejor de todo el país, así reconocido por el propio gobierno central con el cual, por cierto, se mantenía el respeto en todo tiempo y circunstancia. Al presidente se le presentaban los planes y proyectos perfectamente diseñados, cumpliendo paso a paso todas las normas, para solicitarle los recursos necesarios.

Nunca se tuvo un inconveniente. No hubo clase alguna de pleitesía. Tampoco de intemperancia. En tres ocasiones, públicamente el presidente Chávez Frías nos puso como ejemplo de efectividad ante su gabinete y sus gobernadores. Incluso les pidió nos imitasen.

En lo netamente social, nuestros programas la cesta alimentaria, el tren de la salud, la edificación y la remodelación de ambulatorios y dispensarios, así como los programas de becas para escolares y estudiantes universitarios; el de las pólizas HC para trabajadores y taxistas y de HCM para sus esposas, tuvieron un impacto extraordinario. Construimos más de cien escuelas, perfectamente dotadas con equipos de computación y, sobre todo, fondos en reserva para su mantenimiento. A la fecha, ningún gobierno regional ha podido superar este logro tan fundamental para fortalecer el importante sector Educativo. Sin dejar de lado lo realizado a favor de los campesinos y de los pescadores.

Por cierto, hace una semana estuvimos visitando a los amigos de Punta de la Garza, en Tubores y Cirilo Millán, que sobrepasó los sesenta años allí pescando, me mostró su bote, varado porque no tiene cómo arreglarle su motor. “Este me lo dio usted hace ya casi 18 años, incluyendo su motor, totalmente nuevo”, me dijo. Cirilo le puso por nombre “Yo y mis hijos” al peñerito. “Porque con él, y gracias a usted, yo levanté a los muchachos… Y eso no se olvida, sino que todos los días se agradece”.

Con el empresariado regional, las relaciones fueron siempre positivas. De parte y parte reinó la cooperación, entendimiento y hubo mucho esfuerzo mancomunado buscando el fortalecimiento del sector, primordial para nuestra economía. Juntos promovimos y defendimos la creación y desarrollo del Puerto Libre y junto igualmente nos las jugamos todas para solicitarle al gobierno revolucionario que reactivase y no hundiese esta obra de la democracia.

Democráticos como somos, raizalmente; responsables como líderes y comprometidos solo con la defensa del bienestar e intereses del pueblo, cumplimos nuestra tarea de gobernante sin odios, sin exclusiones, día a día, entregados al trabajo constante, provechoso con la ayuda de todos porque, lo sostenemos, trabajar por Margarita y Coche es una obligación de todos.

Ahora, que llevado por el pueblo iremos nuevamente a la gobernación, uno solo sigue siendo el compromiso: trabajar, trabajar y trabajar. Rescatar a Nueva Esparta del atraso y del olvido en que lo sumó la desidia, la irresponsabilidad y la improvisación de los dos últimos gobernadores, así lo exige. Y cumpliremos.

@MorelRodríguezA

Compruebe también

Tres ganadores por Manuel Avila

Tres ganadores que conforman Morel, Morel David y El Chino González sin dudas ganan Nueva Esparta, Maneiro y Mariño.