RICAS GALLETAS DE MANTEQUILLA CASERAS..

Las galletas de mantequilla caseras, son unas galletitas muy fáciles de hacer y con pocos ingredientes. Yo las suelo hacer mucho en Navidad. Por eso, las galletitas de la foto, tienen formas navideñas (forma de estrella, de abeto y de campana). Para hacerlas, no necesitarás más que un puñado de ingredientes básicos y unos moldes. Y los moldes no son 100% indispensables.

Forma

En caso de carecer con ellos, se pueden hacer con un vaso pequeño que tengas en casa. Quedarán con una forma redondeada y con tan buena pinta como una que tenga cualquier otra forma. Vamos con la receta de las galletas de mantequilla caseras. Verás que fáciles son de hacer.

INGREDIENTES PARA 20 UNIDADES:

  • 325g de harina normal.
  • 150g de mantequilla con textura de pomada (mantequilla a temperatura ambiente)
  • 150g de azúcar
  • 2 cucharadas de esencia de vainilla
  • 1 huevo
  • una pizca de sal

COMO HACER LAS GALLETAS DE MANTEQUILLA CASERAS DE LA ABUELA:

1.- Lo primero, ponemos la mantequilla a temperatura ambiente en un bol junto al azúcar y lo mezclamos todo con una varilla o con un tenedor.

2.- Cuando tengamos una masa homogénea, añadimos el huevo y las dos cucharadas de esencia de vainilla. Volvemos a mezclar todos los ingredientes hasta que nuevamente haya quedado una masa homogénea

3.- Ahora ponemos la harina y la pizca de sal. Aunque se trate de una elaboración dulce, la sal potenciará el sabor y dejará unas galletas de mantequilla caseras más esponjosas. Mezclamos e integramos todos los ingredientes con la mano. Nos quedará una bola de masa más bien solida, aunque se pegará un poquito a las manos (esto es bueno)

4.- Tapamos la masa y la metemos en el frigorífico. Lo bueno de esta receta, es que no es necesario amasar nada. La dejamos en el frigorífico entre una y dos horas. La idea es que la masa se enfríe y se compacte aunque, no demasiado o costará mucho dar la forma de galleta después.

5.– Pasado el tiempo, colocamos la masa sobre la encimera y con un rodillo, o una botella de cristal si no tienes rodillo, la estiramos sobre la misma encimera. Debe quedar con un dedo de grosor aproximadamente. Hecho esto, hacemos las galletas con los moldes que hayamos elegido. O con un vasito de cristal. Quedarán igual de buenas. Recuerdo que así fue como hice mis primeras galletas de mantequilla caseras (somos tres en casa. No sobró ni una)

6.- Cuando no quede más espacio en la masa para hacer más galletas, tan simple como recogerla toda y volver a estirarla con el rodillo o la botella de cristal y vuelta a empezar. ¡No quiero ver que tires ni un solo gramo de la masa a la basura!  😉 

7.- Finalmente, cuando estén todas las galletas hechas, las colocamos sobre papel de horno, encima de la misma placa de hornear, con una pequeña separación entre ellas ya que, aunque será muy poco, crecerán algo, y las metemos al horno previamente calentado a 180ºC, arriba y abajo. Mételas en una rendija más bien cercana a la resistencia de arriba del horno, que a la de abajo. Y vigílalas constantemente porque en 10 minutos o menos estarán cocinadas y es muy fácil que se quemen

 

 

Compruebe también

La torta de Navidad de Dulce y salao es un clásico de temporada

En Caracas es la que más gusta. Desde hace años tiene miles de seguidores convencidos …