El Rubicón de Alfredo Díaz por José Gregorio Rodríguez

Según reseña la historia, “Alea Iacta Est” (la suerte está echada), habría sido la frase pronunciada por el general Julio César, gobernador de Las Galias, momentos después de cruzar el solo, el Rubicón. Este río tenía especial importancia en el derecho romano porque a ningún general le estaba permitido cruzarlo con su ejército en armas. Marcaba el límite del poder del general romano y este no podía -sino ilegalmente-adentrarse en Italia con sus tropas.

Sin embargo, la noche del 11 al 12 de enero de 49 A.C, Julio César, se detuvo un instante ante las arcillosas aguas del río que desemboca en el mar Adriático y atormentado por las dudas reflexionó antes de cruzarlo que, al hacerlo, cometería una ilegalidad, convirtiéndose en criminal, enemigo de la República e iniciando la guerra civil.

Ante las dudas y los temores de cruzar el Rubicón y convertirse ellos mismos en enemigos de Roma, César lo cruzó sólo, para dar valor a sus hombres.

Una vez en el otro lado, habría gritado “a los cuatro vientos” la famosa frase “alea Iacta est”, lo que viene a traducir: «la suerte está echada».

Si algo malo había de pasar por cruzar el Rubicón, ya tenía que ocurrir indefectiblemente, al haberlo hecho César, por lo que no había motivo para que sus hombres no lo siguieran.

Ante un dilema similar se encuentra el “prospecto de Emperador”, Alfredo Díaz, con la diferencia que, aunque es gobernador, no tiene gestión que mostrar como Julio Cesar en Las Galias y a pesar que cree contar con el “derecho” de ser candidato por el sólo hecho de ostentar la membrecía de primer mandatario regional, tampoco tiene “obra” que exhibir que respalde tal aspiración.

Entonces ¿En qué andan el gobernador y sus allegados? Pues aquí se lo contamos. Resulta que, ante la probada incompetencia de sus más cercanos colaboradores, recurrió a la asesoría de un venezolano que despacha desde Portugal, quien, en algún momento del pasado reciente, fungió, mejor dicho “fingió”, ser un experto asesor electoral, dejando en el camino unos cuantos candidatos regionales y municipales “mordiendo el polvo de la derrota” en varios lugares del país.

Este nuevo asesor le recomendó que aproveche la situación de ausencia de candidatos para participar en las primarias y utilice la consulta en cuatro municipios, convirtiéndola en el acto de proclamación de su candidatura a la reelección.

Pero nuevamente confió en la “rosca” que lo acompaña desde hace más de 12 años, con alguno que otro aventajado recién llegado y decidieron en el solemnemente pomposo “tomando de champaña”, perdón, quise decir “Comando de Campaña”, convocar un proceso de recolección de firmas para avalar la convocatoria a las fulanas primarias.

Cabe decir, que de antemano sabían no se inscribiría ningún aspirante a la gobernación diferente a Alfredo Díaz, pero siguieron adelante en el deliberado propósito de estafar la voluntad del pueblo neoespartano. Nuevamente actuaron con esa actitud de “sobraditos” que los adorna y ejecutaron mal la “operación política” diseñada.

De once mil setenta y nueve firmas (11.079), recaudadas en 10 de los 11 municipios de Nueva Esparta, en respaldo a los candidatos a alcaldes del gobernador Alfredo Díaz, al aspirante a la reelección solo le contabilizaron siete mil seiscientas cuarenta y cinco (7.645), registrándose una diferencia de tres mil cuatrocientas treinta y cuatro rubricas (3.434), entre los respaldos recibidos por los aspirantes a alcaldes y el número de firmas registradas en su apoyo.

Esto sólo puede significar, que el 31% de los neoespartanos que respaldan sus candidatos a alcaldes, no avalan su candidatura a la reelección o simplemente, o que actuaron con el apuro y/o “exceso de confianza”, de quienes hasta ahora las trampas les venían saliendo bien.

Todos estos datos aparecen debidamente registrados y avalados con la firma de los integrantes de la Comisión de Primarias de Alfredo Díaz, en las dos actas que publicamos en nuestro artículo de la semana pasada.

La primera, de fecha 25 de julio: “Comisión de Primarias Nueva Esparta-Resultado del Período de Postulaciones para Precandidaturas a Gobernación y Alcaldías (19 al 23 de julio 2021)”.

La segunda, con fecha 26 de julio: “Comisión de Primarias Nueva Esparta- Precandidaturas Admitidas para Primarias en Alcaldías”.

Además, en el más supino ejercicio de “piratería política” que se recuerde en la historia política de Nueva Esparta, omiten al municipio Península de Macanao. Simplemente no existe, no tiene candidatos a alcalde y su opinión no cuenta para elegir gobernador.

¿Será que el gobernador y sus socios políticos nos consideran “pendejos” a los neoespartanos?

En el comunicado del 26 de julio, la “Comisión de Primarias Nueva Esparta-Precandidaturas Admitidas para Primarias en Alcaldías”, dice claramente: “Para la gobernación y los municipios: Gómez, Maneiro, Marcano, Mariño, Tubores y Villalba, al presentarse una sola candidatura respectivamente, es imposible continuar con el proceso”.

¿Cómo es eso que ahora se realizarán unas elecciones primarias para cuatro municipios: Antolín del Campo, Arismendi, Díaz y García y en el mismo acto una consulta plebiscitaria para la gobernación y las alcaldías de Gómez, Maneiro, Marcano, Mariño, ¿Tubores y Villalba?

¿Cómo queda el municipio Península de Macanao, que territorialmente representa un tercio de la isla de Margarita?

Está claro que Alfredo Díaz y sus acólitos pretenden montarse en la “ola primaria” que se observa en algunos estados de la república, los menos, por cierto, pero no le explica ni siquiera a su gente, que en esas regiones las hicieron con la participación de todos los involucrados y no con la “voluntad de aplique” que se intentó en Nueva Esparta.

Del cuento romano que les narré al principio me acordé porque observo a Alfredo Díaz, luego de “cruzar el Rubicón” de las primarias, percatándose que por lo menos la mitad de su “ejército” no lo acompañó en la iniciativa. En el camino quedaron aspirantes a alcaldes, legisladores regionales y concejales, además de parte importante de las organizaciones que lo venían acompañando en su aspiración a la reelección.

De la historia de Julio Cesar y el Rubicón les cuento que a pesar de todo lo dicho, el historiador y biógrafo Plutarco de Queronea, en sus Vidas paralelas, señala que Julio Cesar no pronunció esta frase en latín, sino que lo que hizo fue citar al comediógrafo griego Menandro, quien, en su lengua materna, el griego, habría dicho: “que el dado haya sido tirado”, en clara alusión al comienzo de un juego de dados, haciendo una comparación entre lanzar los dados y cruzar el Rubicón.

La verdad esta frase se parece más al gobernador Alfredo Díaz, quien actúa en política como un apostador, a quien por mucho tiempo lo acompañó la suerte, pero a quien todo indica, se le acabó la buena racha.

Mientras tanto, en la acera del frente “frotándose las manos”, la gente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), presencia el bochornoso espectáculo protagonizado por el gobernador Alfredo Díaz y la parte de la oposición que lo acompaña, y se dispone a realizar este domingo 8 de agosto, unas elecciones primarias abiertas para elegir sus candidatos a la gobernación y las alcaldías, en un hecho sin precedentes en la historia política venezolana.

Definitivamente, luego que Alfredo Díaz pasó el Rubicón y tiró los dados de las fracasadas primarias, lo abandonó la gente y la suerte.

JoséGregorioRodríguez

Compruebe también

Vienen tiempos mejores por Manuel Avila

Vienen tiempos de sueños y esperanzas con una Margarita y una isla de Coche en buenas manos con políticas para recomponer el futuro