Productos de belleza que jamás deberías compartir para cuidar tu piel

Aunque tengas una emergencia, ¡hay productos de belleza que no deberías compartir! ¿La razón? Cuidar la salud de tu piel, así de simple. Cada pieza que usas es especial para cubrir las necesidades de tu rostro, por lo que si pides o prestas algo, su uso puede causar alguna reacción cutánea, no ajustarse a tu tono e incluso, contaminarse y provocar imperfecciones.

Y es que, dentro de todos los productos de belleza que sí y no deberías compartir, estos son los que ni tendrías que pensarlo por más apuros que haya. A continuación te decimos los motivos en específico que te convencerán de ir prevenida con tu kit de cosméticos a cualquier lugar (o invertir en makeup nuevo) en lugar de compartirlo.

Rímel y delineador

Los ojos son una de las partes más delicadas del rostro que hay que proteger no sólo del envejecimiento, sino también de bacterias e infecciones. La mejor manera de cuidarlos es utilizando fórmulas gentiles y en caducidad tanto de rímel y delineador como de sombras; limpiando nuestras herramientas; cerrar bien los empaques ¡y no compartirlos con nadie más! Especialmente si tu mirada es sensible, usas lentes de contacto o tienes algún problema de salud visual.

Polvo compacto

Si alguna vez has prestado o pedido el polvo facial a tu mejor amiga, mamá, prima o hermana y lo aplicas con la esponjita que trae el producto, ¡estás cometiendo un grave error! Lo que sucede es que pasas la suciedad de tu cara al polvo, al mismo tiempo que contaminas tu piel con la acumulación de bacterias que ya trae el producto. A menos que el polvo sea traslúcido y tengas tu propia brocha a la mano, ¡no compartas ningún tipo de polvo facial!

Sheet masks

Las mascarillas de hoja en cualquier material suelen ser de un solo uso por higiene y efectividad. Si al terminar de usar tu favorita alguien más quiere ponérsela encima, hay que tener cuidado porque es probable que restos de células muertas o impurezas tuyas ya vayan ahí, además que hay que considerar que el efecto ya no será igual porque tu piel ya lo habrá absorbido casi todo. ¡Siempre será mejor invertir en mascarillas nuevas o hacer las tuyas!

Brochas y esponjas

Tu nuevo mantra al maquillarte a ti o tus amigas debe ser no prestar brochas, esponjas ni aplicadores. Las brochas ya acumulan restos de maquillaje, polvo que cae y grasa de tu rostro (y qué decir de las esponjas que retienen humedad y hasta llegan a formar hongos), razones por las que aplicar todo eso en otra piel no sería la mejor idea. En este caso, practica el hack de los makeup artists y usa esponjas de ‘quesito’ desechables o lleva un desinfectante instantáneo en spray para brochas.

Labial y bálsamo hidratante

Este dúo dinámico no debería compartirse nunca si es que se quieren prevenir fuegos labiales, descarapelamiento, infecciones bucales y más. Los productos para labios son de los que más retienen microbios al estarse abriendo y cerrando constantemente, así que mejor lleva siempre uno extra en la bolsa.

Compruebe también

AstraZeneca espera que su cóctel de anticuerpos funcione con variante «Omicron»

AstraZeneca dijo el viernes que espera que su cóctel de anticuerpos contra el Covid-19 mantenga …