Cinco planes para disfrutar de Navarra en primavera

Navarra es una región que hay que conocer y disfrutar durante todo el año, aunque hacer una escapada por la comunidad foral en primavera es una gran idea. Navarra aúna tradición, naturaleza, gastronomía y un sinfín de actividades para hacer que la visita a la región sea algo inolvidable. Vamos a proponerte cinco actividades para realizar durante estos meses, puente entre el frío invierno y el caluroso invierno.

Gastronomía y enoturismo

La gastronomía de Navarra es una buena excusa para disfrutar de una escapada de unos días. Uno de los grandes atractivos es la Ruta del Vino de Navarra.De norte a sur se puede recorrer la comunidad foral y visitar varias de las muchas bodegas que ofrecen una visita para descubrir los excelentes vinos navarros. Esto puede servir de excusa también para saborear los mejores platos, regados con esos mismos vinos y tomar contacto con la gastronomía regional.

Feria de la Trufa de Navarra, un evento destacado antes de Navidad

En primavera también se pueden degustar los muchos sabores de la Semana de los Pinchos de Pamplona o el Mercado de Viandas en Tudela, que se celebran en marzo o las Jornadas de Exaltación de las Verduras de la Ribera, Vinofest en Pamplona o el Día de la alcachofa y el espárrago de Cabanillas si se visita en abril.

Tres parques naturales

En Navarra encontramos tres parques naturales para estar en contacto con la Navarra más agreste e interesante. El primero de ellos es el Parque Natural del Señorío de Bertiz, en el Pirineo Occidental. A orillas del río Bidasoa se encuentra uno de los parques botánicos más interesantes de España, en el que se pueden encontrar especímenes de secuoya californiana o gingkos de China, entre otras 124 especies de todos los rincones del mundo.

Bardenas Reales Navarra

El Parque Natural de Urbasa Andía ofrece un paisaje de prados y hayedos, que se pueden recorrer a pie y que permiten descubrir dónde vivían pastores, carboneros y madereros. El último es el Parque Natural de las Bárdenas Reales, conocido por su aspecto árido. Ha sido escenario de muchas películas y series de televisión, así que es posible reconocer muchos de sus parajes por haberlos visto en la pantalla, grande y pequeña.

Slow travel

Navarra es un lugar ideal para disfrutar del slow travelpara vivir esa escapada con tranquilidad y sosiego, sin prisas. Hay varias rutas para olvidarse del coche y recorrer la capital con calma, sintiendo cada momento. Si además se aprovecha cada uno de los paseos para conocer alguna de las bondades gastronómicas de la ciudad, mejor que mejor. Largos paseos por sus calles o acercarse hasta alguno de los pueblos navarros que siempre acogen con cariño a los visitantes, sin agobiarse por las prisas.

Visitar el Valle de Ultzama

Fuera de Pamplona, y siguiendo con la idea del slow travel, se puede visitar la zona conocida como «la Suiza de Navarra«. Pueblos como Larraintzar, Guelbenzu o Lizaso reciben a los visitantes con calles empedradas y fachadas de piedra con balcones coloridos y porches de madera. En los bosques del Valle de Ultzama se pueden ver rebaños de vacas y ovejas entre los bosque que crecen en él.

Uno de los lugares más interesantes para visitar es el Bosque de Orgi, un robledal milenario de más de 80 hectáreas que hoy constituye toda un Área Natural Recreativa. En otoño este lugar se convierte en lugar de peregrinaje para los amantes de las setas y la trufa y durante todo el año, hay que probar la conocida cuajada, elaborada en los tradicionales kaikus, los recipientes de madera.

 

Notiespartano/Porconocer

Compruebe también

Copenhague destino clásico de Europa

Copenhague es la capital de Dinamarca y ofrece una serie de atractivos para que las …