Factores psicológicos que influyen en la intensidad del orgasmo

Las hormonas, las zonas erógenas, el estado físico… Los estudios científicos sobre la experiencia del orgasmo suelen centrarse en los aspectos fisiológicos, mientras que sus cualidades subjetivas reciben una menor atención. Ambos tipos de elementos son importantes, cada uno a su manera.

En la vertiente psicológica del orgasmo ha centrado su interés investigador un equipo de la Universidad de Granada, cuyos últimos resultados revelan cuáles son los factores que influyen en mayor medida en la experiencia subjetiva. Una de las autoras, Ana Isabel Arcos Romero, expone lo que pretendían averiguar: “El objetivo del estudio fue examinar cómo se asocia la experiencia subjetiva del orgasmo con factores personales, interpersonales, sociales e ideológicos en el contexto de las relaciones heterosexuales de pareja”.

Los 1.300 participantes en esta investigación respondieron a preguntas encaminadas a valorar psicológicamente las sensaciones causadas por el orgasmo. Se analizó, entre otros aspectos, “cómo es la percepción de las personas, cómo valoran la intimidad del orgasmo con la pareja, si les produce placer, cómo sienten que cambia el cuerpo…”, resume la psicóloga. Los resultados muestran que los principales factores que determinan la intensidad del orgasmo son los siguientes:

  1. La edad.

  2. La búsqueda de sensaciones sexuales.

  3. La satisfacción sexual en las relaciones de pareja.

  4. El deseo sexual.

Influencia de la edad y de la predisposición personal

En lo que se refiere al primer factor, Arcos Romero, investigadora del Laboratorio de Sexualidad Humana de la Universidad de Granada (LabSex UGR), explica que en el estudio se observó que “la edad influye de forma negativa. A medida que se hacen mayores, tanto hombres como mujeres tienden a reportar una menor intensidad de la experiencia orgásmica subjetiva”.

En cambio, como cabría esperar, la predisposición personal a participar en nuevas experiencias sexuales actúa de forma positiva, al igual que el tercer factor, que implica que, cuanto más satisfecha esté una persona con su relación de pareja, mayor intensidad orgásmica experimentará con ella. El último factor, el deseo hacia la pareja, ejerce también como acicate para el orgasmo.

Complejidad sexual de las mujeres

Este trabajo, publicado en la revista Journal of Sex & Marital Therapy, es uno de los que forman parte de la tesis doctoral de Arcos Romero, dirigida por el catedrático de la UGR Juan Carlos Sierra. En la mayoría de los estudios que conforman esta línea de investigación se han examinado las diferencias por sexo y se ha podido apreciar “la mayor complejidad femenina” en la experiencia subjetiva del orgasmo, ya que se ha asociado “a un mayor número de variables que en los hombres”.

Además, se ha podido comprobar que “la valoración de la intensidad de la experiencia orgásmica subjetiva es siempre más elevada en mujeres que en hombres”.

Implicaciones prácticas

Los resultados de este trabajo son relevantes para el ámbito de la investigación y para la práctica clínica. “Es un estudio original, que nunca antes se ha realizado, en el que a partir de un modelo teórico consolidado se investiga la experiencia psicológica del orgasmo”, precisa la autora.

En el terreno práctico, “el análisis sistemático de las variables asociadas a la experiencia orgásmica puede orientar y conducir las terapias sexuales individuales y de pareja, en tanto que abarca diferentes dimensiones desde niveles próximos al paciente (personales) a niveles más distales (sociales e ideológicos)”.

Los resultados de este estudio también pueden ayudar a los terapeutas sexuales a orientar sus terapias en función del sexo, ya que se apreciaron algunas diferencias de los factores implicados en hombres y mujeres. De esta manera, la intensidad de la experiencia orgásmica subjetiva se puede determinar en los hombres teniendo en cuenta edad, la búsqueda de sensaciones sexuales, la satisfacción sexual y el deseo sexual diádico (el interés de iniciar o mantener relaciones sexuales con otra persona) centrado en la pareja. En la mujer, los aspectos más destacados serían la edad, la erotofilia (actitud positiva hacia la sexualidad), la búsqueda de sensaciones sexuales, el deseo sexual diádico centrado en la pareja y la satisfacción sexual. 

La visión idílica de las películas

Las series, las películas y los medios de comunicación a menudo entorpecen esa labor educativa y terapéutica, según la psicóloga. “Los medios de comunicación suelen idealizar no solo el orgasmo, sino muchos aspectos de las relaciones sexuales, desde el deseo sexual, la excitación sexual y la satisfacción sexual hasta las actitudes hacia la sexualidad”, comenta. “En lo referente al orgasmo, mostrarlo en películas y series como idílico hace que la población general tenga unas expectativas determinadas para conseguirlo, lo que podría influir en su vivencia real sexual”.

Notiespartano

Compruebe también

Sexo y Romance: Una combinación de deseo explosivo

Cada deseo y sueño que llevamos a una cena bajo la luz de las velas, …