Con Morel gana el pueblo, Nueva Esparta y la democracia lo aseguran los pueblos de Macanao

El Tunal, Macanao, julio 29.- “Con usted gana el pueblo, Nueva Esparta y la democracia”, le dijo Adelina Millán “al candidato de la mayoría popular, nuestro querido amigo Morel Rodríguez Ávila”. Fue aquí, al término de una entusiasta y positiva jornada casa por casa, ranchería por ranchería y comunidad por comunidad de esta zona de la Península de Macanao. La afirmación fue recibida con mucho aplauso. Alrededor del abanderado democrático iba mucho pueblo, pisando charcos, esquivando huecos. “Esto es así, desde que usted se fue. Por estos lados, casi nunca vino nadie del gobierno del general que ni me acuerdo el nombre y del que tampoco sirvió como alcalde”.

El recordatorio no mereció aplausos esta vez sino rojos calificativos. El candidato escuchaba, estrechaba manos, entraba a las casas, respondía interrogantes de .la gente, “preocupada como estamos de seguir viviendo de esta manera. Por eso usted tiene que ganar. Es una exigencia de la vida”, precisó Cirila Zavala, 35 años, par de morochos que no se le soltaban de cada pierna. Mientras, Juana Marín, de 21 años, alta, flaca, muy simpática, no podía esconder su emoción de “tener al lado al que tantas veces lo escuché mentar a mi abuela, que hizo esta carretera, que nos construyó la ranchería, el dispensario”.

Afirmó que “la recuperación del estado Nueva Esparta será con trabajo y un verdadero compromiso en búsqueda de soluciones a las problemáticas del pueblo», expresó Morel Rodríguez Ávila, aspirante a la Gobernación, durante un contacto directo con habitantes de El Horcón, Punta Arena, La Pared y El Tunal en el Municipio Península de Macanao.

Para el líder de la mayoría popular en Nueva Esparta, el compromiso con los pescadores y su entorno familiar es un norte que ha tenido desde que asumió por primera vez la gobernación insular, apoyándolos con el HCM, Cestas Alimenticias, Tren de La Salud, entrega de rancherías y viviendas, más de 2 mil créditos para lanchas y más de 2 mil motores son una muestra de lo que para él significa los pescadores. 

Al llegar a la localidad de El Tunal, Morel Rodríguez Ávila también compartió con los lugareños y recibió muestras de apoyo y aceptación de cara a la contienda electoral. «No ha existido un hombre como Morel Rodríguez Ávila, entregando a su pueblo y siempre dispuesto a trabajar por todos los pescadores», expresó Gerardo Marín y Adelina Millán afirmó que «gracias a Morel Rodríguez Ávila muchos pescadores tienen un techo digno, por eso debe volver a la gobernación para trabajar por el pueblo que tanto quiere».

La caminata, el casa a casa, los saludos, la amenaza de lluvia conformaron una situación muy alegre. La gente daba rienda suelta al cariño, convertido en formidable apoyo. La segura promesa de “Votaremos por usted, que sí es de los nuestros” se selló en una larga mesa donde hombres y mujeres empaquetaban las huevas de lisa, por cierto ya vendidas a la espera de la llegada de los intermediarios. Un cardenalito volaba de una ranchería a la otra. La avecilla, hermosa, protegía su nido. Al frente Cubagua, la isla histórica, en el medio la mar de Colón, ahora el renegado, el demolido a odio de sus estatuas.

En El Tunal terminó la jornada que se inició temprano en El Horcón, donde Juan Marcano, el famoso “Guarancho”, en su silla de patriarca y hermoso bastón de empuñadura bien labrada, le había dicho a su gente, casi toda en esta ranchería, que Morel vendría a visitarlos. “Y aquí está, puntual, como un hombre que cumple su palabra. Por eso le cumpliremos la nuestra”. ¿Cuál, don Juan? le preguntó el cronista. “La de llevarlo otra vez a la Gobernación”. La respuesta la apoyó con sonoro “¡Sí!”, su vecino Juan León. Las cuarenta personas allí reunidas, también respondieron de modo afirmativo. “Aquí no hay pá más nadie”, se escuchó decir.

«Al llegar a la Gobernación de Nueva Esparta, devolveré la alegría al pueblo pescador ya que los dos últimos gobernadores le quitaron todos los beneficios que con mucho amor y esfuerzo les entregué”, precisó el abanderado de la democracia insular. “Ellos les ignoraron en todo este tiempo y nunca trabajaron en función de garantizarles el futuro que merecen. Basta de esta situación, de tanta injusticia. El 21 de noviembre vamos con coraje y entusiasmo a ponerle fin al desgobierno.», indicó

En Punta Arenas, Juan Millán y Luis Payo, líderes locales, habían organizado la tarea. Entre las redes, estaba la gente reunida, esperándolo. El candidato saludó una a una a todas las mujeres y uno a uno a todos los hombres. En el aire se sentía cariño, honestidad en el gesto, bondad de alma, entrega sincera, compromiso, finalmente. Cecileni Marín, ama de casa y esposa de un pescador en Punta Arena, afirmó que «los pobladores esperan con mucho entusiasmo el día las votaciones para votar por el futuro que merecen los insulares de la mano de Morel Rodríguez Ávila en la gobernación». Agregó que «Morel siempre desde la gobernación ayuda a todo el que lo necesita porque entiende las necesidades no solo de los pescadores, sino del campesino y todos los habitantes de cada rincón de la entidad insular».

Morel les dijo: “Estoy aquí para reiterarles que, llevado por el pueblo, trabajaremos muy duro para rescatarle a Nueva Esparta lo que la irresponsabilidad y la desidia de quienes no supieron gobernar, dejaron se perdiese. Daremos prioridad a mejorar en todo sentido los servicios públicos”.

Aseguró hacer hincapié en buscar la solución a “la problemática mayor de Nueva Esparta que, en estos momentos”, explicó, “es la carencia de agua potable; de electricidad fija, sin apagones, sin racionamiento; seguridad para garantizar la vida al ciudadano y preservar sus bienes; salud, educación. En fin, programas sociales como el Tren de la Salud, la cesta alimentaria, las becas; la remodelación de las escuelas y las canchas deportivas, unas y otras en pésimas condiciones por la falta de mantenimiento. Eso, porque lo pide el pueblo, regresarán. Trabajaremos para que a Margarita y Coche retorne lo que antes se tenía: la mayor y mejor calidad de vida de toda Venezuela”.

En La Pared estaba la mayoría de sus pobladores a la entrada. Con ellos caminó Morel hasta el final de la larga calle. Muy alegre también lo que aquí aconteció. “Estamos de fiesta”, señaló María Giovana Marín. “Y lo estamos”, recalcó, “porque todo lo que hay aquí se lo debemos a Morel. Votaremos otra vez por él pues con él sí vamos a vivir mejor. Nosotros somos gente agradecida”. 

Por su parte Magdalena Millán, habitante de La Pared, manifestó «llegó Morel y volverán las Cestas Alimentarias para el pueblo que tanto lo necesita y que hoy pasa hambre por culpa de tanta improvisación de los gobernantes que llegaron con mentiras y no cumplieron, pero eso llegará a su fin cuando vayamos con fuerza y mucho entusiasmo a votar por el hombre que si quiere a Nueva Esparta y si dará el cambio que necesitamos todos los habitantes».

Notiespartano

Compruebe también

Corte de fibra óptica afecta el Internet de Cantv en oriente

Corte de fibra óptica  ocurrido este viernes afecta el servicio de Internet de la Cantv en el oriente de Venezuela