Cuba levanta restricciones a importaciones de medicamentos y alimentos tras protestas

FOTO DE ARCHIVO-El entonces ministro de Turismo de Cuba, Manuel Marrero, asiste a la inauguración oficial del Gran Hotel Manzana, propiedad del gobierno cubano y gestionado por la empresa suiza Kempinski Hotels SA, en La Habana, Cuba 7 de junio de 2017. REUTERS/Colaborador

LA HABANA, 14 jul (Reuters) – Cuba anunció el miércoles que levantará por un tiempo restricciones aduaneras que limitan la importación de medicamentos y alimentos, una de las demandas de los manifestantes que salieron a las calles el fin de semana en medio de una profunda crisis económica.

La medida de la libre importación de alimentos, medicamentos y productos de aseo se pondrá en marcha a partir del próximo lunes, dijo el primer ministro cubano, Manuel Marrero, en el programa Mesa Redonda de la televisión local.

«Autorizar excepcionalmente y con carácter temporal la importación vía pasajero con equipaje acompañante, alimentos, aseo y medicamentos sin límite de valor de importación y libre de pago de aranceles», señaló Marrero.

Miles de personas salieron a las calles el fin de semana pasado para protestar por la escasez, las restricciones a las libertades civiles y una propagación del coronavirus.

Las autoridades han dicho que las protestas fueron provocadas por una campaña de redes sociales con la etiqueta SOS Cuba, que pedía una intervención humanitaria impulsada por «contrarrevolucionarios», en un intento de desestabilizar el país.

El Gobierno sostiene que mercenarios financiados por Estados Unidos están manipulando una crisis causada por sanciones de Washington.

«Fue una demanda de muchos viajeros y era necesario tomar esta decisión», apuntó Marrero.

No está claro de inmediato cuánta diferencia tendrá la medida en la situación de Cuba, porque hay muy pocos vuelos al país debido a las restricciones de la pandemia.

Notiespartano/Reuters

Compruebe también

En enfrentamientos mueren 10 disidentes de las FARC en Colombia

En enfrentamientos murieron 10 disidentes de las FARC con el Ejército colombiano en una zona rural del convulso departamento del Cauca