Meriendas sanas ideales para los niños

Las meriendas nos aporta la cantidad de energías y nutrientes que el cuerpo requiere entre comidas. Esta nos ayudará a evitar la ansiedad y gula que sentimos a media mañana o media tarde.

Además, las meriendas nos ayudarán a mantener equilibrada la distribución de calorías a consumir a diario. Reforzaremos vitaminas, minerales y cualquier nutriente necesario para un buen funcionamiento del organismo.

Cuando pensamos en meriendas para los más pequeños, debemos  hacerlo sabiendo que deben ser nutritivas y que aporten todo lo necesario para su crecimiento.

A continuación te presentamos tres diferentes propuestas de meriendas para los consentidos de la casa.

Opciones de meriendas para los chiquitos de la casa

Crema de cacao

Ingredientes

1 aguacate pequeño.

1 cucharada de pasas.

2 cucharadas de cacao desgrasado.

2 cucharadas de leche.

35 g de avellanas.

5 gotas de esencia de vainilla.

Preparación

– Pela el aguacate y retira la semilla.

– Une todos los ingredientes en la licuadora y licua hasta obtener una pasta homogénea y cremosa.

– Como el aguacate se oxida, procura gastar la crema de caco en máximo 3 días.

Galletas de queso

Ingredientes para 40 galletas

100 g de mantequilla.

50 g de queso rallado (a tu gusto).

50 g de parmesano.

150 g de harina.

2 cucharadas de pimentón.

Una pizca de sal.

Preparación

– Une todos los ingredientes en un recipiente.

– Amasa todo con las manos hasta formar una masa integrada.

– Divide la masa en dos.

– Forma dos cilindros de unos 2 centímetros de grosor con cada mitad de la masa. Unos 15 centímetros de largo aproximadamente.

– Envuelve cada cilindro con papel film y refrigera por una hora.

– Pasado el tiempo, retira el papel film y corta rodajas de medio centímetro.

– Coloca las galletas sobre papel encerado y hornea a 180 ºC. por 12 minutos, hasta que empiecen a dorar.

– Deja enfriar y sirve frías acompañadas de un vaso de leche.

Helado de fresas

Ingredientes para 5 helados

200 gramos de pulpa de fresas.

100 cc de agua.

50 g de azúcar.

Preparación

– Comienza preparando un almíbar hirviendo el agua con el azúcar, hasta que la segunda se disuelva. Reserva.

– Licúa la pulpa de las frutas ya limpias.

– Mezcla la pulpa con el almíbar y rellena los moldes de helado. Si no posees moldes, puedes utilizar vasos desechables.

– Coloca el palito de los helados dentro del molde y congela mínimo por tres horas, o toda la noche.

¡Buen provecho!

Compruebe también

Tacos con ceviche de rodaballo y aguacate…

El pescado se marina de forma sencilla pero logrando un gran resultado. Todo se corona …