Conoce por qué es frecuente que se hinchen piernas y manos en verano

Con la llegada del verano y el calor muchas personas aprecian cómo sus manos, pies, tobillos, piernas pueden llegar a hincharse en algún momento determinado, siendo bastante incómodo en algunos casos. ¿Por qué sucede esto y cómo aliviarlo o incluso prevenirlo?

Nos ayuda para ello el doctor Gabriel España Caparrós, jefe de servicio de Cirugía Vascular de Hospital HLA Universitario Moncloa (Madrid) desde 1998. En una entrevista con Infosalus señala en primer lugar que, como es bien conocido, el cuerpo humano mantiene una temperatura estable en torno a los 36 grados, a pesar de los cambios térmicos que se producen a nuestro alrededor. Para ello, dice que juega un papel fundamental la circulación, especialmente el lecho capilar de la piel y la grasa subyacente.

«Cuando hace frío en nuestro entorno este lecho capilar se contrae (vasoconstricción) y evita la pérdida de calor corporal, al contrario, cuando hace calor el lecho capilar se dilata (vasodilatación) para aumentar la evaporación y seguir manteniendo una temperatura corporal estable», explica.

Eso sí, el también Premio Martorell de Investigación (SEACV) subraya que cuando el aumento de la temperatura exterior se produce de una forma brusca o las temperaturas son extremas, la vasodilatación puede ser muy intensa y escapar mucho plasma (el líquido por el que navegan los glóbulos rojos, los leucocitos, las plaquetas y el resto de los componentes de la sangre) hacia los tejidos que rodean los capilares, sin que el organismo sea capaz de devolverlos al torrente circulatorio o evaporarlos. «Es entonces cuando se produce el edema, que nosotros lo notaremos como hinchazón de manos, pies o piernas», precisa este experto.

Sobre las articulaciones que más frecuentemente se hinchan en verano por esta causa, el doctor precisa que, a pesar de que notemos los tobillos o las muñecas hinchadas, así como una sensación de estar agarrotadas cuando las movemos, no son las articulaciones las que van a presentar edema, sino que los líquidos, el edema, se van a acumular en la grasa bajo la piel (el tejido subcutáneo). «El edema será tanto más frecuente cuanto más lejos del corazón, y más severo en miembros inferiores que en los superiores», afirma el especialista en Angiología y Cirugía Vascular.

Sobre los responsables de este fenómeno, el doctor España asegura que en las personas sanas que ante una subida térmica presentan esta hinchazón la principal causa es el calor; pero en personas con insuficiencia cardiaca, insuficiencia venosa crónica, o algunas enfermedades que afectan a la microcirculación o enfermedades de la piel, los síntomas pueden ser más intensos.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DE ESA HINCHAZÓN?

En este contexto, el también experto universitario en Gestión de Unidades Clínicas (UNED-ENS) señala que los factores desencadenantes suelen ser: olas de calor o temperaturas elevadas durante largos periodos, movilidad escasa (viajes largos, vuelos transoceánicos, vida muy sedentaria…), ortostatismo prolongado, desplazamientos a zonas con presión atmosférica distinta al de la residencia habitual, enfermedades cardiológicas, renales o hepáticas subyacentes que se descompensa, entre otros.

«El mecanismo fisiopatológico es una vasodilatación del lecho capilar, fuga de líquido hacia el espacio que los rodea e incapacidad de vasos linfático y venoso de drenar este líquido, que acaba acumulándose sobre todo en la grasa subcutánea», prosigue el doctor, quien concreta que la expresión clínica es un edema en las zonas más distales de las extremidades, así como una sensación de pesadez, de cansancio, de piernas inquietas, de picores y, a veces, una aparición de manchas rojizas puntiformes.

Se trata, asimismo, de un fenómeno más frecuente entre las mujeres, principalmente por la presencia de estrógenos. «Favorece esta hinchazón, por eso es más frecuente en mujeres, también se ha visto que en los días previos a la menstruación el edema puede empeorar o en mujeres que reciben tratamiento hormonal para los síntomas post menopaúsicos», aclara el también miembro agregado de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular y de la International Society Endovascular Sugery.

¿PODEMOS EVITAR ESA HINCHAZÓN?

Con todo ello, el jefe de servicio de Cirugía Vascular de Hospital HLA Universitario Moncloa resalta que existen algunas medidas que ayudan a evitar o a minimizar estos edemas: «En la mayor parte de los casos debemos seguir unas normas sencillas: evitar viajar a zonas muy calurosas y húmedas si tenemos predisposición a presentar edemas, llevar calzado cómodo y ropas amplias que no nos compriman, beber líquidos abundantes, si tenemos que hace viajes largos es conveniente hacer ejercicios para mover manos y pies y contraer la musculatura gemelar, caminar evitando las horas de mayor calor, mantener en alto las piernas cuando estemos sentados y disminuir la sal en las comidas».

Al tratarse de un fenómeno que también puede presentarse en personas sanas, el doctor España cree que se debe consultar al médico para valorar la existencia de algunas de las enfermedades mencionadas previamente solo si se comienza a padecer esta hinchazón de forma persistente, o con cambios de temperatura que no sean bruscos o intensos.

Con información de Europa Press. 

Compruebe también

Consumir champiñones puede reducir las probabilidades de depresión

Octubre y noviembre es la temporada de recogida de setas y champiñones que aparecen en zonas húmedas, un alimento …