Alejandro Grisanti: Ahora somos más pobres que muchos países centroamericanos

Desde 2013 Venezuela perdió el 85% de su Producto Interno Bruto (PIB), llegando a un nivel de pobreza similar a la que experimentaron los países que participación en la Primera y Segunda Guerra Mundial, señaló el economista Alejandro Grisanti.

Resaltó que «el PIB no va a seguir cayendo este año, va a haber un proceso donde nos vamos a quedar. Si no hay un cambio político ni un consenso, nos vamos a estabilizar como el segundo país más pobre del hemisferio, después de Haití».

Añadió «ahora somos más pobres que Nicaragua, o que muchos países centroamericanos que tenían por mucho tiempo siendo los más pobres».

Destacó que aunque hay sectores como el comercio, la salud o alimentos que han crecido, «a otros, la gran mayoría, les irá muchísimo peor», dijo en una entrevista ofrecida a La Prensa de Lara.

Grisanti señaló que el país está produciendo un 12 % y 15% de lo que producía en 2012, por lo que la caída económica no tiene nada que ver con la pandemia, «el hito de la caída económica es desde 2013 cuando Nicolás Maduro asume el poder y tenemos una caída muy fuerte del PIB. Una caída que no ha sido comparable en el hemisferio occidental».

El economista también señaló que cuando los voceros del Gobierno dicen que viene un crecimiento económico son comentarios pocos creíbles.

«Cuando vemos a parte del equipo del gobierno que destruyó el país decir que parece que viene un crecimiento económico, después de nueve años consecutivos de caída o que van a abastecer de gasolina a partir del primero de julio, o a reactivar las refinerías, a producir petróleo, todos esos comentarios son pocos creíbles», manifestó.

Grisanti considera que la desestabilización económica ha sido tal, que afecto gravemente a muchas empresas y la capacidad productiva de la estatal PDVSA y otros sectores.

Por tanto, considera que «proyectamos que para llegar a los niveles estándar de vida a los niveles de producción por habitante que tuvimos en el 2012, vamos a requerir de 36 años. Es decir, en 2050 o 2060 alcanzamos el nivel óptimo», debido a que la caída económica fue muy rápida.

Con respecto a la inflación al cierre de 2021, señala que será de 3.000%, los precios se van a multiplicar por 30 y el PIB va a caer entre 1% y 2%.

«Yo diría que allí es muy poca la capacidad de mejora. En la medida que el Estado ha perdido su capacidad de recaudación, ha destruido por una lado la producción petrolera y la hiperinflación se viene comiendo las posibilidades de recaudación interna del Seniat, el Gobierno va a seguir emitiendo bolívares para poder reducir esos gastos. La única manera que tiene Maduro de poderle pagar a los doctores, a los maestros, a los policías es emitiendo bolívares y es por eso que no somos positivos en que se vaya a detener la hiperinflación», explicó.

Considera que en el país «hace falta una reconversión monetaria que le elimine tres ceros al bolívar cada dos años mientras Maduro esté en el poder. Si la reconversión le quita seis ceros a la moneda, entonces van a tener que hacer cada cuatro años una nueva reconversión», dijo Grisanti.

Notiespartano/BancayNegocios

Compruebe también

Asdrúbal Oliveros: El sector privado es el que está produciendo

El economista y director de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, señaló que el crecimiento en el uso de divisas …