Vietnam confina su ciudad más grande para frenar su peor rebrote de COVID-19

Vietnam impuso este viernes unas estrictas medidas de distanciamiento social en Ho Chi Minh (antigua Saigón), la ciudad más poblada del país y principal foco del rebrote de la COVID-19 que el país trata de controlar desde finales de abril.

La medida, anunciada el miércoles por el Gobierno de Vietnam, se produce después de que ayer se alcanzara la cifra más alta de contagios en un sólo día desde el inicio de la pandemia; 1.314 infecciones comunitarias, dos tercios de ellas en la antigua Saigón. La cual cuenta con una población de 13 millones de habitantes en su área metropolitana.

Las medidas, en vigor para los próximos 15 días, obligan a la población a permanecer en sus hogares excepto para actividades esenciales, prohíben la reunión de más de dos personas en espacios públicos, con dos metros de distancia mínima entre ellos, y cierran los medios de transporte públicos.

Solo los comercios considerados esenciales tienen derecho a abrir, con la presencia máxima del 30 por ciento de los trabajadores y todos aquellos ciudadanos que vayan a salir de la ciudad deben tener un prueba PCR negativa y cumplir una cuarentena de siete días.

El anuncio de las medidas con dos días de antelación provocó en los últimos días escenas de compras compulsivas en algunos supermercados, pese a que permanecerán abiertos durante el confinamiento, y colapsos en las salidas de la ciudad, ya que miles de personas trataron de escapar por carretera a las provincias aledañas.

Las medidas se toman después de más de un mes de un distanciamiento social en el que sólo cerraron locales de ocio y restaurantes y en la que muchos ciudadanos seguían acudiendo a sus centros de trabajo con normalidad.

Mejor resistencia, peor ritmo de vacunación

Pese a no haber podido controlar por el momento este rebrote, con casos de la contagiosa variante delta, Vietnam sigue siendo uno de los países que mejor han resistido ante la covid-19, con 21.560 contagios y 104 muertes en total desde el inicio de la pandemia, 9.000 de ellos detectados en los últimos dos meses y medio en Ho Chi Minh.

El fuerte rebrote hizo que las autoridades aumentaran el ritmo de vacunación, uno de los más lentos de Asia, con 3,7 millones de habitantes vacunados parcialmente y 241.000 con la pauta completa para una población total de 97 millones de habitantes.

El gobierno planea vacunar al 70 por ciento de la población de aquí a principios de 2022. 

Notiespartano/2001

Compruebe también

Zozobra en La Palma por el avance incierto de los flujos de lava

Zozobra en La Palma Las próximas horas serán decisivas para conocer el futuro de varios barrios de la isla canaria por el Cumbre Vieja