Beneficios de usar tónico facial

Usar tónico facial es una costumbre que se ha ido adoptado con el pasar de los años. Aunque tiene mucho tiempo en el mercado no todas las mujeres lo han incluido en sus rutinas de belleza diaria.

Si no lo saben, este es un producto esencial para garantizar la salud de la piel del rostro, razón por la cual especialistas sugieren su uso de manera habitual.

Razones para usar el tónico facial

Los expertos en el cuidado de la piel aseguran que el tónico facial es tan indispensable como la crema hidratante.

Este es un producto especialmente formulado para acondicionar la piel y prepararla después de la limpieza.

Utilizarlo ayuda a mantener el cutis en perfectas condiciones, ya que además de equilibrar el pH de la piel después de la limpieza, ayuda a cerrar los poros, refrescar, eliminar los restos de impurezas que puedan quedar en la piel, y hasta prepararla para cuidados posteriores.

Conoce en qué te favorece

Siempre y cuando el tónico facial se aplique de manera correcta y con la periodicidad debida, la piel de tu rostro obtendrá beneficios tales como:

– Eliminar restos de suciedad.

– Cerrar los poros.

– Acabar con el exceso de sebo.

– Refrescar la piel.

– Restablecer el pH.

– Hidratar y calmar la piel.

– Lograr una piel rejuvenecida y llena de luz.

– Preparar la piel para que el tratamiento posterior se absorba mejor.

Lo que debes saber

1. Lo ideal es que siempre se utilice después de la higiene diaria del rostro.

2. Puede utilizarse como fijador del maquillaje.

3. Los expertos aconsejan que durante la época de verano, o en climas tropicales, el tónico facial se guarde en la nevera, pues esto hará que su efecto sea más tonificante.

4. Se debe comprar uno adaptado a tu tipo de piel ya que si eres de piel seca y utilizas uno para piel grasa puedes perder aún más la humectación natural del rostro.

Importante

Es fundamental que si vas a incluir este producto en tu rutina de belleza, aprendas a aplicarlo.

Lo primero que debes hacer es una limpieza con algún producto específico para ello como: agua micelar, leche limpiadora, aceite, entre otros.

Finaliza el proceso aplicando el tónico facial, para ello utiliza discos de algodón con unas gotas del producto. Recuerda pasarlo suavemente por el rostro y el cuello; e incluso, puedes dar un pequeño masaje para activar la circulación.

Debes esperar que la piel del rostro se seque para aplicar la crema hidratante, el tratamiento habitual o el maquillaje.

Compruebe también

Así afecta la menopausia a las relaciones sexuales

El 53 por ciento de las mujeres afirma que mantiene menos relaciones sexuales tras la …