Milicias chiíes responden con cohetes a bombardeos de EEUU

La aviación de Estados Unidos causó el lunes (28.06.2021) al menos 11 muertos en bombardeos contra posiciones de milicias proiraníes en Irak y Siria, a lo que formaciones armadas supuestamente alineadas con Teherán respondieron con el lanzamiento de proyectiles contra una base estadounidense en territorio sirio.

La comarca de Al Qaim, en el oeste de Irak, y el área de Al Bukamal, en el este de Siria, fueron objeto esta madrugada de tres bombardeos selectivos de EE.UU. contra almacenes de armas y posiciones militares de las milicias chiíes en la frontera entre ambos países.

Unas 20 horas más tarde, grupos armados proiraníes lanzaron cohetes contra una base militar estadounidense en la provincia siria de Deir al Zur, la misma región que había sido bombardeada de madrugada, según un comunicado del Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG, con sede en el Reino Unido y una amplia red de colaboradores sobre el terreno, aseguró que los proyectiles fueron lanzados por milicias afiliadas a Teherán desde sus posiciones en esa provincia en el este de Siria.

«Aproximadamente a las 19:44 hora local (17:44 GMT), las fuerzas de EE.UU. en Siria fueron atacadas por varios cohetes. No hay heridos y se están analizando los daños», explicó en su cuenta de Twitter el portavoz de la coalición internacional que lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Irak y Siria, coronel Wayne Marotto.

En respuesta, las fuerzas estadounidenses lanzaron artillería «en defensa propia», agregó el portavoz castrense sin indicar qué milicias estarían detrás del ataque.

Los primeros proyectiles impactaron en un complejo residencial dentro de la base militar, en el campo petrolero de Al Omar, y provocaron un incendio, dijo una fuente militar siria que no fue identificada.

Notiespartano/DW.com/EFE

Compruebe también

Ratifican credenciales del embajador de Maduro ante la ONU

Ratifican credenciales de diplomáticos designados por Nicolás Maduro por una resolución aprobada por la Asamblea General de la ONU