Perú rastrea variante Delta del COVID-19 tras detectar cuatro casos en diferentes zonas del país

LIMA, 26 jun (Reuters) – El Gobierno peruano dijo el sábado que rastrea la contagiosa variante Delta del COVID-19 tras detectar hasta cuatro casos en dos diferentes regiones del país andino, que sufre del brote del virus más letal por cantidad de habitantes en el mundo.

El ministro de Salud, Óscar Ugarte, afirmó que las autoridades sanitarias reportaron un primer caso de Delta en la región de Lima, en el distrito de Comas, e informó que el paciente que tiene «un cuadro leve y moderado» ya fue aislado en su domicilio.

Ugarte también informó de un nuevo caso en la región de Arequipa, la cuarta ciudad más poblada y ubicada en el sur del país. Este caso se suma a otros dos que habían sido detectados en Arequipa en los últimos días, manifestó.

«No se ha encontrado casos en familiares o personas cercanas (al registrado en Comas), pero hace suponer que hay otros casos. Estamos rastreando ya no solo en Lima o Arequipa, sino en todo el país», dijo Ugarte a la televisión local Canal N.

Perú revisó a fines de mayo su cifra de muertos por coronavirus a casi tres veces más de lo que había reportado antes. Hasta el viernes, el país registró 191.447 fallecidos por COVID-19, lo que le ha llevado a tener la mayor tasa de mortalidad del mundo por cada 100.000 habitantes.

En tanto los contagiados con el virus sumaron 2.043.262, mientras el país lucha para frenar el avance de la enfermedad con un sistema de salud saturado y un lento plan de vacunación.

«Se está teniendo mucha precaución con la variante Delta porque la Organización Mundial de Salud ha informado que podría ser la causa de una siguiente ola internacional. Estamos tratando de evitar que se expanda», dijo el ministro Ugarte.

(Reporte de Marco Aquino. Editado por Marion Giraldo)

tagreuters.com2021binary_LYNXNPEH5P09B-BASEIMAGE

Compruebe también

En enfrentamientos mueren 10 disidentes de las FARC en Colombia

En enfrentamientos murieron 10 disidentes de las FARC con el Ejército colombiano en una zona rural del convulso departamento del Cauca