Sin arrepentimientos, sin miedo, dice el independentista catalán liberado Cuixart

Por Joan Faus

BARCELONA, 25 jun (Reuters) – La prisión no ha hecho más que reforzar las convicciones políticas de Jordi Cuixart, partidario de la desobediencia civil catalana y uno de los nueve líderes independentistas indultados por el Gobierno español esta semana, según declaró a Reuters dos días después de su liberación.

Cuixart, de 46 años, está encantado de tener tiempo ilimitado con sus dos hijos, de uno y cuatro años, ya que solo podía verlos una vez cada dos semanas mientras estaba entre rejas. No obstante, si prosperara alguno de los recursos contra los indultos, volvería a la cárcel con la cabeza bien alta.

«He perdido el miedo», dijo en su primera entrevista desde que salió de la prisión de Lledoners, a las afueras de Barcelona, recordando algunas buenas amistades que hizo en la cárcel, donde dijo no ser infeliz y sentir que sus acciones tenían un propósito.

«No puedo arrepentirme de nada a pesar de haber pagado un alto precio. Creo que volvería a hacer todo lo que hice. Aprendí a vivir mi encarcelamiento con dignidad y orgullo», añadió.

Fue encarcelado inicialmente a mediados de octubre de 2017, dos semanas después del referéndum no autorizado de Cataluña que llevó a una efímera declaración de independencia en la peor crisis política de España en décadas. El Tribunal Supremo lo condenó en 2019 a nueve años por sedición mientras hacía campaña por el referéndum.

Con los indultos, Madrid espera dar el pistoletazo de salida a un diálogo con Cataluña al tiempo que trata de contener el movimiento separatista.

Cuixart dijo que seguirá trabajando incansablemente para que la región pueda ejercer el derecho de autodeterminación, pero no tiene intención de entrar en política.

Preside Òmnium, una organización fundada en 1961 para proteger la cultura catalana cuando se prohibió el uso público del catalán bajo la dictadura del general Francisco Franco.

Junto con su compañero Jordi Sánchez, fue el que más tiempo pasó en la cárcel de los nueve, la mayoría de los cuales son políticos. Su encarcelamiento fue criticado por representantes de la ONU y Amnistía Internacional.

Cuixart argumentó que los indultos habían sido provocados por la presión nacional e internacional y dijo que no tenía nada que agradecer al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

«Creo que es el Gobierno español, es el señor Sánchez, el que debe pedirnos disculpas por estos cuatro años de cárcel», dijo Cuixart, que reclama una reparación al Estado español a través del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

(Edición de Andrei Khalip, William Maclean, traducido por Tomás Cobos)

tagreuters.com2021binary_LYNXNPEH5O0IK-BASEIMAGE

Compruebe también

Reunión entre el Papa y Macron estuvo presente tema Venezuela

Reunión entre el Papa y Macron  hablaron sobre medioambiente y sobre la situación en Oriente Medio y Venezuela, en una atmósfera familiar