Líder iraní recibe vacuna contra el coronavirus de fabricación local

DUBÁI, 25 jun (Reuters) – El líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, recibió el viernes su primera dosis de una vacuna contra el COVID-19 de fabricación nacional, según informó la televisión estatal, en medio de un esfuerzo del país por acelerar su despliegue de vacunación.

La televisión mostró a Jamenei, de 82 años, recibiendo lo que dijo era la vacuna COVIran Barakat, desarrollada por un conglomerado afiliado al Estado y aprobada para su uso público a principios de este mes.

Irán, con una población de 83 millones de habitantes, ha registrado 83.588 muertes por coronavirus, la cifra más alta de Medio Oriente. El gobierno del presidente saliente, Hassan Rouhani, ha achacado la lentitud de la campaña de vacunación a las sanciones de Estados Unidos, que dificultan la compra de vacunas extranjeras, y a los retrasos en las entregas.

El país puso en marcha los ensayos en humanos de COVIran en diciembre y desde entonces ha iniciado los ensayos clínicos de al menos otras tres vacunas.

En enero, Jamenei prohibió a las autoridades sanitarias la importación de vacunas fabricadas en Estados Unidos y Reino Unido, que, según él, no son fiables y podrían utilizarse para propagar la infección a otras naciones.

Las autoridades afirman que Irán está acelerando su campaña de vacunación utilizando vacunas importadas, así como la COVIran Barakat, la Sputnik V de Rusia que se fabrica localmente y una vacuna producida conjuntamente con Cuba.

Irán también participa en el programa COVAX, dirigido por la alianza de vacunas GAVI y la Organización Mundial de la Salud, que tiene como objetivo garantizar un acceso justo a las vacunas para los países más pobres.

Los alimentos, las medicinas y otros suministros humanitarios están exentos de las sanciones que Washington volvió a imponer a Teherán en 2018, después de que el presidente Donald Trump abandonara un acuerdo internacional de 2015 sobre el programa nuclear iraní.

Pero las medidas estadounidenses, que apuntan a sectores como el petróleo y las actividades financieras, han disuadido a algunos bancos extranjeros de procesar transacciones financieras con Irán. Teherán dice que esto ha interrumpido con frecuencia los esfuerzos para importar medicamentos esenciales y otros artículos humanitarios.

(Reporte de la redacción de Dubái; editado en español por Benjamín Mejías Valencia/Gabriela Donoso)

tagreuters.com2021binary_LYNXNPEH5O0NJ-BASEIMAGE

tagreuters.com2021binary_LYNXNPEH5O0NL-BASEIMAGE

Compruebe también

La lava ocupa 166 hectáreas en La Palma

La lava arrojada por el volcán de Cumbre Vieja en la isla canaria de La …