Nueva edición del Guacamaya Fest en Honduras

Este mes de junio tendrá lugar una nueva y esperada edición del Guacamaya Fest. Se trata de un evento que se lleva celebrando hace años y se hace con el objetivo de poner en valor la relevancia de la guacamaya, que es el ave nacional de Honduras. Sin duda es una buena oportunidad para poder aprovechar y fomentar la reactivación del turismo, gracias al interés por las aves de muchos turistas.

Este año, el Guacayama Fest tendrá lugar del 25 al 27 de junio, interesante momento para poder disfrutar con esta ave en directo. De entre todas las actividades, tendrá lugar la gran liberación de guacamayas, todo un espectáculo que merece mucho la pena ver en Honduras y aprovechar el viaje para acudir al festival.

Honduras

La buena noticia es que es un festival pensado para tiempos de pandemia, por lo que tendrán lugar una serie de retransmisiones por redes sociales, para que todo el mundo pueda estar presente en este espectáculo. Se podrá disfrutar de diferentes charlas virtuales de prestigiosos arqueólogos, que ofrecerán diferentes datos de interés para el turista.

La guacamaya tiene una gran importancia para Honduras y nació en la civilización Maya. Se sabe gracias a las figuras que se han podido encontrar de aquella época, edificios con la guacamaya tallada, lo que hace pensar que se trataba de un ave de suma importancia. Los mayas consideraban a la guacamaya roja como la encarnación del fuego del sol, una creencia que permitió su protección.

De paso, para los turistas que acudan físicamente al festival, van a poder disfrutar con la gastronomía local durante sus vacaciones, comprar algunas artesanías, entre otras muchas opciones. Es un evento de suma importancia que se organiza gracias a Pro Alas y la Fundación del Parque de Ave Macaw Mountain. Es una buena forma de ayudar a fomentar el cuidado y preservación de la guacayama.

Notiespartano

Compruebe también

Dubái inaugura la piscina de buceo más profunda del mundo

Dubái ya no tiene solo el rascacielos más grande de todo el mundo, pues ahora …