Más claro no canta un gallo por José Gregorio Rodríguez

Esta semana ha resultado definitoria, esclarecedora, para las fuerzas de la oposición que hacen vida política en Nueva Esparta. Se decantan las posiciones, algunas aspiraciones se fortalecen, otras se debilitan y todavía se encuentran a la espera de la “seña nacional” para definir si participan en las mega elecciones regionales y municipales del próximo 21 de noviembre, otras tantas que gravitan alrededor del denominado G4 Plus que conforman; la llamada AD institucional de Ramos Allup; Primero Justicia, de Julio Borges; Un Nuevo Tiempo, de Manuel Rosales, Voluntad Popular, de López-Guaidó y unos cuantos pequeños partidos que los acompañan.

Este lunes 7, el flamante jefe de campaña a la reelección y secretario general de gobierno de Alfredo Díaz, repicó el contenido de un twitter en el que se evidencia que el gobernador Alfredo Díaz, sin conversar con nadie en la oposición insular más allá de su entorno más cercano, envió un oficio el 06 de febrero al Consejo Nacional Electoral (CNE), solicitando el apoyo técnico y logístico del Poder Electoral, para la celebración en Nueva Esparta de unas elecciones primarias en la oposición.

Todo esto ampliamente explicado en una comunicación de fecha 8 de abril, en la que el secretario general del CNE, informaba al entonces vicepresidente del organismo electoral que el despacho a su cargo había remitido a la Junta Electoral nacional el oficio del gobernador Díaz, para su consideración.

Todo estaba urdido de manera que un supuesto anuncio del CNE, “agarrara por sorpresa” con un hecho cumplido, a la oposición neoespartana, especialmente al ex gobernador, Morel Rodríguez Ávila, quien en enero de este año anunció su aspiración a la gobernación.

Supuestamente contaban con la “diligencia” de un rector del CNE que hasta pocos meses antes había sido dirigente nacional de Avanzada Progresista y de la presunta influencia que sobre este alto funcionario ejercía un prominente integrante del Ejecutivo Regional, directivo de esa organización.

Ya tenían “armado” el cronograma de primarias, solo esperaban que el gobernador terminara la gira que por los 11 municipios de la región habían organizado, para que informara de los “logros de su gestión”, en los que se limitó a recordar lo que no había hecho nada porque no lo dejaban.

Por esos días cayó en nuestras manos y lo publicamos, el “Proyecto de Cronograma de Campaña de Elecciones Primarias en Nueva Esparta”, elaborado por Alfredo Díaz, según el cual; el lunes 22 de marzo se instalaría la comisión electoral regional, el lunes 29 y martes 30 de marzo, se instalarían las comisiones electorales municipales, las postulaciones se realizarían el 14 y 15 de abril, la aceptación de las postulaciones los días 16 y 17 de abril y la campaña electoral entre el 20 de abril y el 19 de mayo, para concluir con las elecciones primarias el domingo 23 de mayo. Los participantes en esa consulta, serían los que aparecían en las listas que los partidos del gobernador, con quienes se armaría el padrón electoral. Fue el primer intento fallido de esta iniciativa.

Todo lo tenían “calculado” sobre una hipótesis falsa. Que el CNE anunciaría su apoyo. En su acostumbrado ejercicio de piratería política “omitieron” que la Asamblea Nacional estaba en pleno proceso para la selección de un nuevo CNE y que había que esperar por la designación de los nuevos rectores.

Pues bien, se quedaron sin política. Pero decidieron avanzar en esa “línea” y esta semana a través de la llamada Unidad Intergremial de Nueva Esparta, integrada por los directivos de colegios profesionales cuyos ejercicios están vencidos desde hace unos cuantos años, decidieron proclamar una “junta de notables”, como decidieron llamarlos, para que realice el proceso de primarias de Alfredo Díaz, como ha sido bautizada esta charada por la sabiduría popular.

Por su parte, el aspirante a la gobernación, Morel Rodríguez Ávila, anunció este viernes 11 de junio, que los candidatos a alcaldes, legisladores regionales e integrantes de los concejos municipales que respaldará, serán escogidos mediante encuestas cuyos resultados serán conocidos el próximo 30 de julio. Queda claro según entiendo, que su candidatura a la gobernación es irreversible y no está sujeta a negociación alguna.

Un día después, en ocasión de la celebración de un acto de la Federación de Alcaldes por Venezuela, organización que agrupa a la mayoría de los alcaldes de la oposición en el país (Maneiro, San Diego, San Cristóbal, Andrés Bello, Chacao, El Hatillo, Lechería, Baruta y Los Salias, entre otros), realizado este sábado 12 de junio en el anfiteatro de Pampatar, con el auspicio de la alcaldía del municipio Maneiro; el burgomaestre del municipio Chacao, Gustavo Duque, anunció el respaldo de los alcaldes que integran esa Federación a la aspiración de Morel Rodríguez Ávila a la gobernación, y de Morel David Rodríguez, a la reelección en el municipio Maneiro.

Este apoyo es fundamentalmente político y está dirigiendo un mensaje a quienes en el campo de la oposición se vienen deslindando progresivamente de la forma de hacer política de quienes han patrocinado sanciones económicas que lo que han hecho es provocar el sufrimiento, especialmente del pueblo humilde y de la clase media.

Falta también por definir la posición de AD (Ramos Allup) y de las demás organizaciones que suscribieron hace más de un mes, el” Acuerdo de Salvación Nacional”, como indiqué al principio de esta columna, las cuales se reunieron este sábado convocadas por el secretario general de AD, Tobías Bolívar.

Por eso nadie entiende porqué el gobernador y sus asociados se mantienen en una línea que está destinada al fracaso, entre otras cosas porque los partidos políticos nacionales de oposición andan en otra cosa, como lo explicó suficientemente el máximo líder del partido Soluciones, Claudio Fermín, en una columna de opinión difundida profusamente esta semana:

“En la oposición se han descartado las elecciones primarias para la escogencia de los candidatos. Hay temor a que los aspirantes y sus promotores se dediquen a descalificar y disminuir a sus competidores y que ello deje heridas y resentimientos que impedirían que los ganadores de las candidaturas cuenten con el respaldo de los perdedores. Podrían terminar disminuidos, en vez de fortalecidos, de unas elecciones primarias”.

“Buena parte de los candidatos presentados por la oposición saldrán de entendimientos entre distintos partidos políticos, de acuerdos unitarios. Pero no todos los referentes opositores están afiliados a una instancia común, es decir, existen diferentes alianzas”.

Más claro, no canta un gallo.

JoséGregorioRodríguez/Jotaerre577@gmail.com

 

Compruebe también

Fallón plebiscitario por Manuel Avila

Fallón plebiscitario el Gobernador falló de manera escandalosa y no pudo realizar gestión alguna para mantener la fe de sus gobernados