Alimentos y prácticas que favorecen la sexualidad

La mala alimentación o llevar una vida sedentaria no solo afectan la salud en general, sino que inciden de manera considerable en las relaciones y en el rendimiento sexual en las parejas, por lo que es importante preocuparse por llevar una rutina saludable.

Pero, ¿cómo se puede lograr esto? Eliécer Pérez Rivera, psicólogo y psicoterapeuta de parejas, aseguró a La Estrella de Panamá que el secreto está en lo que comemos y en las condiciones físicas de la persona.

Según Pérez, fumar, el exceso de bebidas alcohólicas, el consumo exagerado de azúcares, las grasas saturadas (frituras), los snacks y la comida chatarra son perjudiciales y además de afectar el corazón, también predisponen la sexualidad.

“Hay que evitarlos al máximo porque no ayudan a tener un buen rendimiento en la intimidad, puesto que impiden que la sangre circule por el organismo y llegue a los tejidos y órganos necesarios para lograr una encuentro placentero”, expresó el psicólogo.

 

En el caso de los hombres, “si hablamos del miembro viril, la grasa obstruye los vasos sanguíneos restringiendo el flujo de la sangre al pene, ocasionando de esta forma una disfunción eréctil, lo que más tarde provoca ansiedad, estrés, presión arterial alta y hasta infertilidad”.

Igualmente comentó que en el caso de las mujeres, el sedentarismo provoca problemas en el sistema reproductor, como la aparición de quistes, fibromas que pueden llevar a la infertilidad. “Todo esto con el tiempo puede ocasionar rupturas amorosas y un descenso en el apetito sexual”, planteó el psicólogo.

En ese sentido, el especialista recomendó a las parejas llevar una vida basada en dietas saludables y con ejercicios que ayuden a brindar un equilibrio, como por ejemplo, practicar yoga, una disciplina antigua cuya base principal es la meditación y que ayuda a mejorar la flexibilidad y el rango de movimientos, lo que a su vez implica evitar muchas enfermedades.

Expertos aseguran que el yoga regula la atención y la respiración, disminuye la ansiedad y el estrés, y regula la actividad nerviosa parasimpática, es decir, activa la zona del sistema nervioso que le indica al cuerpo que se detenga, se relaje, descanse, digiera, baje la frecuencia cardíaca, y desencadena cualquier proceso metabólico que induzca la relajación.

En cuanto a su potencial para aumentar la salud sexual, un equipo de científicos de la India llevó a cabo una investigación para analizar la eficacia del yoga en el funcionamiento sexual masculino. El estudio, que fue publicado en la revista The Journal of Sexual Medicine, contó con 65 hombres que practicaron yoga durante 12 semanas a la par que completaron un cuestionario sobre su vida sexual y su rendimiento en este campo.

Tras la finalización del experimento, las puntuaciones de las funciones sexuales mejoraron significativamente con respecto al deseo, la satisfacción sexual, el rendimiento, la confianza, la erección, el orgasmo, el control eyaculatorio, reseñó la revista Muy Interesante.

Otros estudios también han determinado que practicar yoga es bueno para la salud de la próstata, pues elimina los trastornos del órgano; también reduce los niveles de estrés y de ansiedad, factores que mejoran la salud de los órganos reproductivos tanto del hombre como de la mujer.

“El yoga trabaja otorgando paz mental. Somos seres psicosomáticos, de hecho cualquier ser vivo lo es. Si mi mente está turbada, mi cuerpo se enferma. Si mi cuerpo está enfermo, mi mente se inquieta y turba”, explicó en una entrevista con Infosalus, Víctor M. Flores, formador de profesores de yoga en España y Latinoamérica.

Sin embargo, no hay que dejar a un lado los alimentos, porque una buena salud sexual requiere de ambos elementos.

Afrodisíacos

Según Pérez, las dietas basadas en frutas, verduras, vegetales y ciertos aceites son ideales para el buen funcionamiento del sistema reproductor femenino y masculino y, por ende, de un buen desempeño sexual.

Uno de esos alimentos es el aguacate, aparte de ser rico en vitamina E, también posee vitamina B6, potasio y grasas monoinsaturadas que ayudan a promover la buena circulación y un corazón sano, ideales para llevar una intimidad saludable.

Según un estudio publicado en la revista científica The Journal of Steroid Biochemistry and Molecular Biology, el consumo de aguacate disminuye las posibilidades de padecer síndrome metabólico, un factor de riesgo para la disfunción eréctil. De hecho, los hombres con síndrome metabólico tienen casi el doble de probabilidades que la población general de padecer disfunción eréctil, por lo que el aguacate tiene una función importante en el órgano sexual masculino.

Científicos de la Universidad de Texas, en Estados Unidos, afirman que la sandía posee propiedades afrodisíacas debido a la citrulina presente en su corteza. Cuando se ingiere, el organismo la convierte en un aminoácido llamado arginina, que estimula la producción de óxido nítrico y que relaja los vasos sanguíneos de un modo similar a como lo hacen sustancias sintéticas como la viagra, describe la plataforma especializada en salud Saber Vivir.

Los efectos de esta fruta, a diferencia de los del chocolate o el vino, se producen a nivel fisiológico sobre los órganos que intervienen en el acto sexual, y no a nivel cerebral, según un estudio de la Universidad de Guelph (Canadá).

“Su ingesta conlleva una mejora en la calidad de la erección, cambios hormonales, un aumento del flujo sanguíneo y la relajación del músculo liso cavernoso”, publica el sitio.

Otro producto muy usado en la medicina tradicional china es el ginseng, ya que según estudios favorece la liberación de óxido nítrico y el estímulo nervioso para desencadenar la erección.

Además, gracias a dicho efecto, ejerce una potente función antioxidante protegiendo los vasos sanguíneos responsables del llenado de los cuerpos cavernosos que dan lugar a la erección.

Otra investigación publicada en la revista de investigación Journal of Ginseng Research sintetiza que el efecto relajante del ginseng sobre el músculo liso del órgano sexual de los conejos y el aumento de su función eréctil fue directamente proporcional a la dosis que recibieron. Ante tan atractivo efecto de esta raíz, vale la pena contar con una taza de té de ginseng cerca de la cama.

La nutricionista Catalina Miranda mencionó al periódico La Tercera de Chile que los productos del mar, como ostras, almejas y mejillones, promueven la liberación de hormonas sexuales, impulsando el deseo. “Es más, algunos estudios sostienen que también debido a la forma de consumirse y sus características organolépticas, también excitan los sentidos y por ende la libido. Ideal como aperitivo junto con una copa de vino o espumante”, explicó.

Según Pérez, una copa de vino también ayuda a romper el hielo, sin embargo no hay que abusar ya que podría arruinar el encuentro.

Por otro lado, la organización estadounidense AARP explica que la maca es otro producto afrodisíaco que influye mucho en las relaciones de pareja.

Este tubérculo, usado en sopas y guisos, proviene de una planta originaria de los Andes peruanos.

Diversos estudios destacan los beneficios del consumo de la maca gelatinizada para aumentar el deseo sexual e incrementar la fuerza y la resistencia en los hombres.

La revista Journal of Ethnopharmacology reveló que después de ingerir suplementos de extracto de maca durante 14 días, los atletas participantes en una investigación mejoraron su tiempo de 40 kilómetros en bicicleta y manifestaron un incremento en su apetito sexual.

Así que podrían resultar saludables los platillos a base de maca, a fin de tener siempre buena disposición para disfrutar de momentos de intimidad con la pareja.

Para Pérez, lo más importante de todo es cuidar la salud, ya que de esta forma aumentará sus posibilidades de una vida sexual larga y satisfactoria.

Notiespartano

Compruebe también

Sexo durante el embarazo: Disfrutando de la sensualidad femenina

En los nueve meses del embarazo prepárese para disfrutar de la máxima sensualidad femenina!. Es importante …