Salud mental infantil en México será un reto tras la pandemia, dicen expertos

Atender las afectaciones psicológicas que ha dejado la pandemia en niños y adolescentes es el gran reto del sistema de salud, el cual es mayor debido a la falta de especialistas que existen en México, coincidieron este miércoles especialistas.

Durante el Foro Niñez y Adolescencia en México, convocado por Unicef, especialistas debatieron sobre la importancia de mirar la salud mental en la infancia, la cual quedó relegada en los planes de estudio a distancia, dijeron.

«En la emergencia epidemiológica se privilegió, y los mayores esfuerzos se canalizaron, en la educación formal, pero no nos dio tiempo de atender la parte de las afectaciones en la salud emocional», dijo Eduardo Madrigal, director general del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz.

En su informe anual 2020 para México, la Unicef dijo que la pandemia «afectó un poco menos a la niñez que a los adultos en cuanto a contagios y muertes».

No obstante, refirió que la crisis sanitaria afectó a los derechos de los menores en salud, educación, igualdad y protección, pues también padecen un incremento de la violencia doméstica, malnutrición y un aumento de la brecha digital.

María Cecilia Acuña, asesora en Sistemas y Servicios en Salud de la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), destacó que la crisis generada por la pandemia ha impactado en la vida social y los comportamientos de la infancia.

Aunado a ello, la ausencia de estrategias curativas han ocasionado problemas de salud mental, principalmente por el miedo a la enfermedad, la muerte de seres queridos y el incremento de la violencia doméstica.

GRAN PROBLEMA Y POCOS ESPECIALISTAS

Los expertos señalaron que los problemas de salud mental, sin duda, aumentarán tras la pandemia y podrán evidenciarse durante el inminente regreso a clases presenciales.

«En México, por ejemplo, tenemos solo 820 psiquiatras infantiles, lo que no llega a la tasa de un psiquiatra por cada 100.00 habitantes que recomienda la OMS», puntualizó Armida Granados, psiquiatra infantil adscrita al Hospital Psiquiátrico Infantil «Juan N. Navarro».

Destacó que los principales efectos que se han detectado en la salud de los niños, niñas y adolescentes son ansiedad, depresión, duelo y reacciones adaptativas.

Señaló la importancia de impulsar una promoción de la salud mental, pero también de la capacitación de personal de primer nivel de atención para detectar los síntomas que pudieran revelar que los pacientes pediátricos están atravesando.

URGE REGRESO A CLASES

María Elena Medina-Mora, directora de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), indicó que si bien hay un miedo a regresar a clases de forma presencial debido a los contagios, es necesario que los pequeños vuelvan a las aulas.

Señaló que los beneficios del regreso a las aulas pueden ser «inmensos» pues hay pérdidas cognitivas que ha tenido al población escolar que tienen que recuperarse.

En ese sentido, Madrigal exaltó el papel que juegan las escuelas no solo en la socialización de los pequeños, sino también en que es ahí donde generalmente se detectan los problemas de salud mental que padece la población infantil.

«Es por eso que otro gran desafío será la capacitación e instrucción a profesores sobre la gran cantidad de medidas que van a ser útiles para la prevención y contención de enfermedades y síntomas», puntualizó. EFE

Compruebe también

Hydrafacial: El tratamiento de belleza tendencia entre las celebrities

No es ningún secreto que todas las celebrities tienen en común la capacidad de aparecer …