La UE impondrá nuevas sanciones a junta militar y empresas de Myanmar

YAKARTA, 3 jun (Reuters) – La Unión Europea impondrá en los próximos días una nueva ronda de sanciones a la junta militar de Myanmar y a sus intereses económicos, según declaró el jueves a Reuters el jefe de asuntos exteriores de la Unión Europea, Josep Borrell.

En una entrevista en Yakarta tras reunirse con diplomáticos del sudeste asiático, Borrell dijo que las nuevas sanciones de la UE serían la tercera tanda introducida desde que el 1 de febrero los militares derrocaron al Gobierno democráticamente elegido de Myanmar.

«Hay un tercer paquete de sanciones en preparación que se aprobará (en) los próximos días (dirigido) al personal de la junta militar y también a la entidad que representa los intereses económicos de los militares», dijo.

Desde el golpe de Estado, las sanciones de la UE han congelado activos o aplicado prohibiciones de viaje a 21 miembros militares y civiles de la junta de Myanmar. También se prohíbe a los ciudadanos y empresas europeas poner fondos a disposición de los sancionados.

La última ronda de sanciones del bloque se dirigió en abril a los grupos industriales de propiedad militar Myanma Economic Holdings Limited (MEHL) y Myanmar Economic Corporation (MEC), prohibiendo a los inversores y bancos de la UE hacer negocios con ellos.

Las sanciones de la UE, junto con las de otras potencias occidentales, aún no han conseguido que la Junta ceda a sus exigencias de restablecer la democracia, liberar a los detenidos políticos o iniciar el diálogo con los miembros del Gobierno derrocado, muchos de los cuales están encarcelados.

El golpe de Estado sumió a Myanmar en una crisis tras 10 años de tímidos pasos hacia la democracia. Las multitudinarias manifestaciones se han topado con una sanguinaria represión por parte de las fuerzas de seguridad y la economía se ha hundido. La crisis de los refugiados va en aumento y algunos de los numerosos grupos étnicos armados de Myanmar se han levantado en armas contra la Junta.

Durante su estancia en Yakarta, Borrell se reunió el jueves con enviados de los países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN). La sede de la ASEAN, que incluye a Myanmar como uno de sus 10 miembros, se encuentra en la capital indonesia.

Borrell dijo que le había dicho al representante de Myanmar ante la ASEAN que «ponga fin a la represión y vuelva a tener un comportamiento político normal mediante elecciones libres y justas».

También señaló que quería que la ASEAN siguiera liderando el esfuerzo diplomático mundial para restaurar la estabilidad y la democracia en Myanmar, a pesar de que el grupo ha sido criticado por grupos de derechos humanos, opositores a la junta y expertos por ser demasiado lento y demasiado manso en su respuesta al golpe.

«Están haciendo el mejor trabajo posible», dijo Borrell.

(Reporte de Tom Allard, edición de Mark Heinrich, traducido por Tomás Cobos)

tagreuters.com2021binary_LYNXNPEH520RU-BASEIMAGE

Compruebe también

Putin defiende a ultranza el derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU

Putin no descartó hoy una reforma de la ONU, pero defendió a ultranza el derecho de veto de los miembros permanentes del Conejo de Seguridad