La provincia china de Cantón endurece restricciones ante la persistencia del virus

PEKÍN, 2 jun (Reuters) – Las ciudades de Cantón, la provincia más poblada de China, han cerrado recintos y calles y han ordenado a algunos viajeros que presenten test negativos de COVID-19, mientras las autoridades sanitarias luchan por controlar los brotes de la enfermedad.

Los 10 casos por transmisión local confirmados en China el 1 de junio se produjeron en el sur de Cantón, según informó el miércoles la Comisión Nacional de Salud china, siete en la capital provincial de Guangzhou y tres en la cercana ciudad de Foshan.

Guangzhou, centro de fabricación y exportación de China y su mayor área en cuanto a producción económica, ha intensificado los esfuerzos de prevención y control del coronavirus desde que se produjo la última ola de casos a finales de mayo.

Entre el 21 de mayo y el 1 de junio se han registrado 41 casos confirmados a nivel local, y en Foshan seis casos.

Las dos ciudades han ordenado la cuarentena domiciliaria para los residentes de algunos barrios, y han pedido a las personas que salgan en avión, tren o viajes de larga distancia por carretera que presenten un test de COVID-19 negativo en un plazo de tres días.

Los casos han impulsado a los residentes de la ciudad que no tenían cita para la vacuna a acudir en masa a los centros de vacunación. Las aglomeraciones han sido «severas» en algunos puntos, dijo el martes a la prensa el responsable regional de control de enfermedades Zhang Zhoubin.

Guangzhou ha suspendido las citas individuales y ha hecho de los grupos clave una prioridad de vacunación, a fin de garantizar un número adecuado de personal médico.

La ciudad de Maoming detectó el 25 de mayo una infección asintomática que demostró haber estado en contacto con un paciente confirmado en Guangzhou.

Las autoridades de la refinería de Maoming de Sinopec, una de las mayores de China, dijeron que habían impuesto estrictas medidas contra la COVID-19 y que estaban instando al personal a vacunarse lo antes posible. Todos sus trabajadores en el puerto de Maoming han sido vacunados.

(Reporte de Lusha Zhang, Roxanne Liu, Ryan Woo y Muyu Xu en Pekín, David Kirton en Shenzhen; Editado por Lincoln Feast y Clarence Fernandez; Traducido por Darío Fernández)

tagreuters.com2021binary_LYNXNPEH510F2-BASEIMAGE

Compruebe también

Blinken advierte a Rusia de “graves consecuencias” si ataca a Ucrania

Blinken advirtió este martes a Rusia de que tendrá que hacer frente a "graves consecuencias” si ataca a Ucrania