El líder del Polisario deja España en plena crisis diplomática con Marruecos

Por Inti Landauro y Joan Faus

MADRID, 1 jun (Reuters) – El líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, cuya hospitalización por COVID-19 en España durante más de un mes ha desatado un conflicto diplomático con Marruecos, aterrizó a primera hora del miércoles en Argel, según informó un portavoz del grupo de liberación nacional del Sáhara Occidental.

«Ha llegado sano y salvo», dijo el portavoz del Frente Polisario en España, Jalil Mohamed.

Previamente, una fuerte cercana a Ghali había dicho que el líder del movimiento independentista tenía previsto volar a Argelia desde Pamplona a la 1:40 a.m. hora local del miércoles.

«No tiene más sentido que permanezca en España. La atención humanitaria ha concluido», dijo el ministro español de Transportes, José Luis Ábalos, al canal de televisión 24h.

El Frente Polisario, respaldado por Argelia, lucha por la independencia del Sáhara Occidental, que fue una colonia española hasta mediados de los años 70 y cuya soberanía reclama Marruecos.

El ingreso de Ghali en abril en un hospital de la ciudad española de Logroño enfureció a Marruecos. En lo que pareció una represalia, el mes pasado Marruecos aparentemente relajó los controles fronterizos con el enclave español de Ceuta, lo que provocó una repentina afluencia de inmigrantes a la ciudad autónoma española.

La salida de Ghali de España se produce un día después de que la Audiencia Nacional española rechazara una solicitud de prisión provisional contra él, alegando que los demandantes en una causa por crímenes de guerra no habían aportado pruebas de que hubiera cometido ningún delito en la vista preliminar.

El tribunal español dijo que Ghali, que participó en el procedimiento por vía telemática desde el hospital, no presentaba riesgo de fuga.

Las autoridades marroquíes han sido informadas de la salida prevista de Ghali, dijo una fuente diplomática española. El Gobierno argelino no estaba disponible de inmediato para hacer comentarios.

Ghali y otros líderes del Polisario están acusados por grupos de derechos humanos y distintas personas del Sáhara Occidental de genocidio, asesinato, terrorismo, tortura y desapariciones, según un documento judicial. Ghali niega haber cometido ningún delito.

Poco después de la decisión del tribunal, la portavoz del Gobierno español, María Jesús Montero, dijo que esperaba que las relaciones diplomáticas con Marruecos volvieran a la normalidad en cuestión de horas.

A pesar de su optimismo, la decisión de no detener a Ghali puede enfadar a Marruecos.

Rabat dijo el lunes que la audiencia contra Ghali era importante para mostrar «la verdadera cara del Polisario».

Marruecos dijo que su disputa con España ya no era simplemente sobre Ghali, sino también una cuestión más amplia de lo que considera una falta de respeto de España sobre la cuestión del Sáhara Occidental.

(Con la información de Inti Landauro, Guillermo Martinez, Clara-Laeila Laudette y Joan Faus en Madrid, Vincent West en Logroño y Ahmed El Jechtimi en Rabat; Edición de Nathan Allen, Angus MacSwan, Giles Elgood y Cynthia Osterman; Traducción de Darío Fernández)

tagreuters.com2021binary_LYNXNPEH510CA-BASEIMAGE

Compruebe también

Canadá libera a Meng Wanzhou tras acuerdo con EEUU

Canadá a petición de Estados Unidos liberó a la directora financiera de la empresa de telecomunicaciones Huawei, Meng Wanzhou