Tras la avalancha de Ceuta, las regiones españolas acuerdan acoger a 200 jóvenes inmigrantes

MADRID (Reuters) – España trasladará a unos 200 menores marroquíes no acompañados desde su enclave norteafricano de Ceuta a otras regiones después de que una avalancha migratoria desbordara la infraestructura de la ciudad, avivando las tensiones entre Madrid y Rabat.

Unas 8.000 personas entraron a nado en Ceuta o saltaron la valla fronteriza a principios de la semana pasada, después de que las autoridades marroquíes parecieron relajar los controles, lo que llevó a España a desplegar soldados y más policías.

La mayoría fue devuelta a Marruecos, pero quedan unos 800 menores no acompañados, según las autoridades de Ceuta. Los que no han sido reclamados por sus padres no pueden ser deportados.

La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, dijo el martes que autoridades regionales de toda España acordaron alojar a casi 200 menores que ya estaban en Ceuta antes de la crisis de la semana pasada, lo que permitirá a las autoridades atender mejor a los recién llegados.

Antes de la semana pasada, el único centro de Ceuta para jóvenes inmigrantes ya estaba lleno, lo que obligó a las autoridades locales a habilitar instalaciones temporales para albergar al resto.

Unas imágenes de la cadena estatal RTVE mostraban filas de niños sentados en suelos de hormigón en uno de los centros. Belarra subrayó que la mayoría quiere volver a casa y no se quedará en España.

Una línea telefónica para que las familias marroquíes reclamen a sus hijos ha recibido miles de llamadas, pero no está claro cuántos de estos contactos darán lugar a repatriaciones.

La mayoría de los menores de Ceuta son adolescentes, pero algunos tienen sólo seis o siete años, según dijo una portavoz del gobierno local, añadiendo que un número desconocido dormía en las calles y evitaba a la policía.

(Reporte de Nathan Allen, Emma Pinedo y Belén Carreño; editado en español por Tomás Cobos)

tagreuters.com2021binary_LYNXNPEH4O120-BASEIMAGE

Compruebe también

Putin defiende a ultranza el derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU

Putin no descartó hoy una reforma de la ONU, pero defendió a ultranza el derecho de veto de los miembros permanentes del Conejo de Seguridad