Posibles salidas a la crisis económica por Morel Rodríguez Ávila

Salir de una crisis económica tan dramática como la que vivimos los venezolanos, se requiere de un Equipo de Gobierno bien formado desde el punto de vista integral y especialmente en una área específica; tener pensamiento estratégico, objetivos claros, visión y misión que reflejen compromiso, responsabilidad y ejecución del Plan de Gobierno; estrategias y tácticas coherentes y oportunas; trabajo en equipo; un sistema de valores que agrupe los principios de objetividad, sustentabilidad, transparencia y compromiso con las acciones diseñadas para alcanzar los objetivos; metas precisas; conocimiento claro en la función pública que respete los derechos del ciudadano; rendición de cuentas oportunas, ciertas, comprobables; honestidad para reconocer los errores que puedan cometerse en la ejecución de los planes y mucha, pero mucha sensibilidad social y humildad en el ejercicio del cargo.

Según convicción ya fuertemente generalizada, el gobierno nacional carece del grupo de técnicos y/o especialistas necesarios para saber gobernar y enfrentar la crisis. Se ha acudido a la rotación y enroques del personal, produciendo desconfianza en la obtención de resultados. El famoso enroque en el juego ciencia es para fortalecer las posiciones en el tablero de Ajedrez y el otro, el perjudicial “enroque”, en el juego de la política, sólo se utiliza para complacer apetencias personales o compromisos partidistas con exclusivo interés subalterno.

Para desechar del todo ésta perniciosa figura, junto a tantas otras, que afectan directa e indirectamente el buen manejo de las cosas de gobierno, y de este modo y en gran parte, para facilitar soluciones a lo que nos acontece, naturalmente se requiere de un “Sistema de Indicadores de Gestión” con el cual se pueda medir resultados a buen tiempo y conseguir los objetivos establecidos.

En este lineamiento, y con ocasión del anuncio de un período de consultas con los sectores de la sociedad civil, que dirigirá el presidente Maduro, a los fines de enriquecer el anteproyecto de Ley de las Zonas Económicas Especiales, ya aprobado en su primera discusión en la AN, y que consideramos importante para Nueva Esparta, hicimos públicas un conjunto de consideraciones y recomendaciones que, en nuestro criterio, son medidas que el gobierno nacional requiere adoptar con imperiosa urgencia pues, lo creemos firmemente, de manera integral contribuirían a solucionar la grave crisis macroeconómica que los venezolanos vivimos. Estos razonamientos están ya insertos, de modo destacado, en el Programa de Gobierno que presentaremos al pueblo neoespartano quien, como lo apuntan todas las encuestas y es lo que grita la calle, mayoritariamente respalda mi candidatura a la Gobernación de Nueva Esparta.

En la búsqueda de posibles salidas a la crisis y por considerar que es obligación de un dirigente político estudiar, comprender, entender y opinar para el diseño de las acciones a tomar concretamente en lo macroeconómico, nos permitimos recomendar, entre otras, las siguientes medidas, todas posibles, de poner en práctica:

La parte fundamental para lograr una salida a la crisis venezolana es alcanzar estabilidad política y por supuesto respeto al ordenamiento jurídico existente para ofrecer seguridad jurídica.

Se Impone, de otra parte, decretar un Plan de inversiones para el rescate de la infraestructura de los servicios básicos -Energía eléctrica, Agua: acueductos red de suministro, tratamiento aguas negras. Telecomunicaciones, Industria Petrolera, Red Vial, Salud, Educación. Esto permitiría al país generar empleo y la recuperación del tejido industrial y comercial.

Es necesario retomar la actividad productiva de PDVSA, como la fuente principal y más inmediata, para generar los ingresos fiscales que requiere el país para reencontrar la senda del crecimiento, progreso y desarrollo que demandan los venezolanos;

Recuperar el sistema educativo nacional en todos sus niveles y la autonomía confiscada a las Universidades Autónomas del país, para que puedan formar a un ciudadano democrático y comprometido con el desarrollo del país;

Se requiere la existencia de una Comisión Tripartita que garantice gobernabilidad y compromiso de los tres sectores más importantes: Gobierno, Empresarios y Trabajadores para la revisión de salarios, sueldos y pensiones dentro del marco de la productividad del país;

Regresar aquellas empresas confiscadas o intervenidas, previa cancelación de los daños ocasionados a sus antiguos propietarios, brindándoles apoyo financiero para que se integren al desarrollo nacional;

Fundamental también es el establecimiento de incentivos económicos, tributarios y fiscales a la inversión privada nacional y foránea disponible a intervenir en el compromiso para la reactivación económica;

Hay que motivar el regreso de aquellas empresas extranjeras que se fueron del país por falta de seguridad jurídica, que son claras en cualquier proceso de desarrollo económico. Entre otras: ensambladoras de vehículos y autopartes, laboratorios farmacéuticos, fabricación de productos de higiene personal, de alimentos y petroquímicos;

Es preciso, además, elaborar Planes de Contingencia para el traslado de trabajadores del sector público al privado, que participen en la reactivación económica;

Igualmente, urge el establecimiento de un Fondo de Financiamiento de “Capital de Trabajo” para la recuperación de las empresas agroindustriales;

Debe volverse al “Sistema de Méritos” en la ocupación de cargos públicos y al establecimiento de sueldos o remuneraciones de acuerdo a la participación, aporte y contribución de trabajador; 

Y finalmente el gobierno nacional debe darle fiel cumplimiento al contenido del Título VI, del Sistema Económico, Capítulo I, Artículo 299 de la Constitución Bolivariana.

@MorelRodríguezA

Compruebe también

Votar el #21N obligación de todos por Morel Rodríguez Ávila

Votar el #21N que es un derecho soberano e inalienable, se puede enderezar al país de los malos rumbos cambiar a quien lo hizo mal