Los dirigentes de la UE aparcan un plan para trazar la senda contra el cambio climático

Por Kate Abnett y Sabine Siebold

BRUSELAS (Reuters) – Los gobernantes de la Unión Europea abandonaron el martes un intento de definir la forma en que el bloque fijará los nuevos objetivos nacionales de reducción de emisiones, semanas antes de que Bruselas proponga un enorme paquete de normas más estrictas sobre el cambio climático.

Los 27 líderes nacionales se reunieron en Bruselas para debatir cómo alcanzar el nuevo objetivo de la UE de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 55% para 2030 respecto a los niveles de 1990. El objetivo, acordado el mes pasado, es más ambicioso que el anterior plan de reducción del 40%.

En una declaración posterior a la reunión, los 27 dirigentes instaron a la Comisión Europea a desvelar rápidamente sus 12 nuevas directrices sobre el clima y a examinar en profundidad su impacto medioambiental, económico y social en los Estados miembros.

Sin embargo, la declaración final omitió secciones incluidas en los borradores preparatorios, a los que tuvo acceso Reuters, que incluían peticiones más específicas sobre cómo deberían fijarse los objetivos nacionales.

En anteriores borradores de conclusiones se pedía a la Comisión que mantuviera el sistema actual de la UE para fijar objetivos nacionales de reducción de emisiones en sectores como el transporte y los edificios, pero este punto se eliminó del texto final.

La Comisión, órgano ejecutivo del bloque, debe publicar sus propuestas de actuación en julio.

No obstante, es probable que la cuestión resurja en futuras conversaciones entre los mandatarios de la UE, ya que da respuesta a las preocupaciones de los Estados sobre cómo repartir los esfuerzos necesarios para cumplir el nuevo objetivo de la UE en materia de cambio climático.

En la actualidad, los objetivos nacionales se diseñan en función del Producto Interno Bruto per cápita de un país, lo que significa que los países más pobres tienen objetivos más bajos que los Estados miembros más ricos.

Aunque los objetivos nacionales tendrán que ser más ambiciosos para ajustarse a las metas más estrictas de la UE, algunos Estados de Europa oriental y central han hecho del mantenimiento del sistema actual de asignación de objetivos una prioridad.

Autoridades comunitarias de cuatro países habían dicho a Reuters que la reunión del martes podría terminar sin una decisión sobre las políticas climáticas del bloque si algunos Estados miembros intentaban restringir lo que la Comisión puede proponer en julio.

«Quería escuchar a los Estados miembros, cuáles son sus puntos de vista, cuáles son sus preocupaciones, cuáles son sus ideas para este gran paso adelante en el marco regulador», dijo la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, tras la reunión.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, que presidió la cumbre, dijo que los líderes de la UE se reunirían para debatir en detalle las propuestas climáticas de la Comisión después del verano boreal.

Éstas incluirán normas más estrictas sobre el dióxido de carbono para los automóviles, objetivos más ambiciosos en materia de energías renovables, impuestos para desincentivar los combustibles contaminantes y una revisión del mercado del dióxido de carbono de la UE, incluido un plan para introducir el comercio de emisiones para el transporte por carretera y la calefacción de los edificios.

Todas las medidas deberán ser aprobadas por los Estados miembros y el Parlamento Europeo.

(Información de Kate Abnett y Sabine Siebold; información adicional de Philip Blenkinsop, Tsvetelia Tsolova; Traducción de Tomás Cobos)

tagreuters.com2021binary_LYNXNPEH4O16J-BASEIMAGE

Compruebe también

FOREX-El dólar arranca la semana con fuerza y se centra en los datos de empleo

Por Hideyuki Sano TOKIO, 28 jun (Reuters) – El dólar se mantenía firme el lunes, …