La tregua sigue esquiva en los enfrentamientos entre Israel y Hamás

Por Nidal al-Mughrabi y Jeffrey Heller

GAZA/JERUSALÉN, 19 may (Reuters) – Israel bombardeó Gaza con ataques aéreos y los milicianos palestinos siguieron disparando cohetes a través de la frontera el miércoles, sin señales firmes de un inminente alto el fuego a pesar de los llamamientos internacionales para poner fin a más de una semana de enfrentamientos.

Los dirigentes israelíes afirmaron que seguían adelante con la ofensiva contra Hamás y la Yihad Islámica, pero un portavoz militar israelí reconoció que, con unos 12.000 misiles y morteros en el arsenal de los grupos en Gaza, «todavía tienen suficientes cohetes para disparar».

Dos trabajadores tailandeses murieron y siete personas resultaron heridas en un ataque con cohetes el martes contra una granja israelí situada en la frontera de Gaza, según la policía. Hamás, que gobierna la Franja de Gaza, y la Yihad Islámica se atribuyeron la responsabilidad.

El ejército israelí dijo que se dispararon unos 50 cohetes durante la noche desde Gaza, y que las sirenas sonaron en la ciudad costera de Ashdod, al sur de Tel Aviv, y en las comunidades más cercanas a la frontera de Gaza. No se comunicaron daños ni heridos.

Los responsables médicos de Gaza afirman que han muerto 217 palestinos, entre ellos 63 niños, y más de 1.400 han resultado heridos desde que comenzaron los enfrentamientos el 10 de mayo. Las autoridades israelíes afirman que 12 personas han muerto en Israel, entre ellas dos niños.

En un ataque de 25 minutos durante la noche, 52 aviones israelíes atacaron los túneles de Hamás en el sur de la Franja de Gaza, según el ejército israelí. En la operación se alcanzaron 40 objetivos.

Casi 450 edificios de la Franja de Gaza han sido destruidos o han sufrido graves daños, entre ellos seis hospitales y nueve centros de salud de atención primaria, desde que comenzó este episodio del conflicto, según la agencia humanitaria de la ONU.

Unos 48.000 de los 52.000 desplazados han acudido a 58 escuelas gestionadas por la ONU.

Israel declaró que se habían lanzado más de 3.450 cohetes desde Gaza, algunos de los cuales no alcanzaron su objetivo y otros fueron derribados por su defensa aérea, la Cúpula de Hierro. El número de milicianos que ha matado es de unos 160.

Hamás comenzó a lanzar cohetes hace nueve días en represalia por supuestos abusos israelíes contra los palestinos en Jerusalén durante el mes sagrado musulmán del Ramadán.

Con el enfrentamiento con Israel por la delicada cuestión de Jerusalén, Hamás también reta a su principal rival interno, el presidente de Cisjordania, Mahmud Abbas, que el mes pasado canceló unas elecciones parlamentarias en las que el grupo parecía tener posibilidades de ganar.

Estas hostilidades son las más graves entre la milicia islamista e Israel en años y, a diferencia de anteriores conflictos en Gaza, han contribuido a alimentar la violencia callejera en las ciudades israelíes entre judíos y árabes.

DIPLOMACIA

Francia pidió el martes una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la violencia, mientras varios diplomáticos dijeron que Estados Unidos dijo al Consejo que un «pronunciamiento público ahora mismo» no ayudaría a calmar la crisis.

«Nuestro objetivo es llegar al final de este conflicto. Vamos a evaluar día a día cuál es el enfoque correcto. Sigue siendo que las discusiones silenciosas e intensas entre bastidores son nuestro enfoque táctico en este momento», dijo el martes a los periodistas la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.

Egipto y los mediadores de la ONU también intensificaron los esfuerzos diplomáticos, y la Asamblea General de la ONU debatirá la violencia el jueves.

Alemania pidió un alto el fuego y ofreció más ayuda a los palestinos antes de las conversaciones de emergencia de la Unión Europea.

También se produjeron enfrentamientos en la Cisjordania ocupada, donde soldados israelíes mataron a tiros el martes a un palestino que intentó atacarlos con una pistola y explosivos, según el ejército.

Otro palestino murió a manos de las fuerzas israelíes en una protesta en Cisjordania, según fuentes de los servicios de salud. El ejército dijo que los soldados habían recibido balazos, que hirieron a dos de ellos, y a continuación devolvieron los disparos.

La tensión en Cisjordania se ha reavivado ante los bombardeos de Israel sobre Gaza, los enfrentamientos del Ramadán entre la policía y los fieles de la mezquita de Al Aqsa en Jerusalén y un proceso judicial de los colonos israelíes para desalojar a los palestinos del barrio de Sheikh Jarrah, en el este de Jerusalén, territorio anexionado por Israel.

El canal israelí N12 TV, basándose en fuentes palestinas no identificadas, informó que Egipto, a través de «canales secretos», había propuesto que los combates entre Israel y Gaza terminaran el jueves por la mañana.

Ezzat El-Reshiq, miembro del buró político de Hamás con sede en Qatar, emitió un comunicado el martes en el que afirmaba que las informaciones que afirmaban que se había acordado dicho alto el fuego eran falsas.

«No se ha llegado a ningún acuerdo sobre los plazos específicos de un alto el fuego», dijo. «Confirmamos que los esfuerzos y los contactos son serios y continúan y que las demandas de nuestro pueblo son conocidas y claras».

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, reiteró el martes en un mensaje en Twitter que los ataques de Israel «continuarán durante el tiempo necesario para restablecer la calma» para todos sus ciudadanos.

Netanyahu dijo que los ataques de Israel habían «hecho retroceder a Hamás muchos años», lo que algunos comentaristas de noticias israelíes tomaron como un posible preludio de un alto el fuego en pocos días, cuando podría reivindicar la victoria.

Sin embargo, Amos Yadlin, antiguo jefe de la inteligencia militar israelí, dijo que el panorama era más complicado, citando el malestar civil en Israel, las crecientes protestas de los palestinos en la Cisjordania ocupada y un goteo de lanzamiento de cohetes desde el Líbano.

(Información de Nidal al-Mughrabi y Jeffrey Heller; información adicional de Michelle Nichols en las Naciones Unidas; edición de Peter Cooney y Michael Perry; traducido por Tomás Cobos)

tagreuters.com2021binary_LYNXNPEH4I0ES-BASEIMAGE

Compruebe también

Pandemia refuerza el populismo de derechas en Europa

Pandemia ha aumentado el respaldo de los movimientos populistas de derechas en Europa, según estudio del Foro de la Midem