Reinterpretan el tarot de Marsella para volverlo feminista

Dentro de los métodos de adivinación, el tarot es sin duda uno de los más conocidos y probablemente de los más utilizados. En comparación con muchos otros que se quedaron en el camino de la historia (como la adivinación por medio de las aves que cruzan el cielo, practicada en la antigua Roma, o la de las entrañas de los animales en sacrificio, de los pueblos mesopotámicos), el tarot gozó al menos desde la Edad Media de un atractivo que muy probablemente es uno de los motivos más señalados por los cuales ha sobrevivido hasta la época actual.

En efecto, con su colección de 22 cartas, todas las cuales tienen figuras profundamente simbólicas (“El Mago”, “La Justicia”, “La Fortuna”, “La Muerte”, etc.), aunado al hecho de que las tiradas están siempre dominadas por el azar (que para muchos es muy semejante a la suerte o aun al destino), el efecto creado puede fácilmente conducir a la idea de que una tirada de tarot tiene algo que decirnos sobre nuestra propia vida.

Por esas mismas circunstancias, el tarot ha tenido casi desde su origen una marcada presencia cultural, incluso más allá del esoterismo, lo cual puede comprobarse en las muchísimas intervenciones que su mazo ha tenido a lo largo de la historia, desde artistas cuyo nombre quedó perdido en el tiempo, hasta otros más conocidos como Salvador Dalí o Alejandro Jodorowsky.

A esa lista de mazos de tarot intervenidos artísticamente se suma ahora el de Eugenia Martínez, artista mexicana que recientemente presentó un “tarot feminista” en la Galería de Arte Mexicano, localizada en la ciudad de México.

El tarot de la artista se adscribe al feminismo al asociar a los arcanos mayores y menores del tarot de Marsella con motivos, intereses, temas o referentes en general tanto de la lucha feminista como del aparato teórico y conceptual que sustenta las preguntas de este movimiento.

Así, por ejemplo, la carta de La Muerte, Martínez la intervino para hacerla hablar de los feminicidios, mientras que el palo de los oros lo utilizó para resaltar problemáticas relacionadas con el trabajo doméstico, la desigualdad de los salarios por causa del género, la dependencia económica de la mujer al respecto del hombre y otros.

Las mujeres que nacieron del fuego: el antiguo Tarot de Marsella para despatriarcalizar la fortuna es así una serigrafía de 78 cartas desplegadas en una mesa de madera de pino quemada que representa el arcano de La Bruja. La pieza se completa con 240 metros de tela azul marino que rodean la mesa.

Con información de Pijamasurf 

Compruebe también

Médicos consiguen trasplantar un riñón de cerdo a un humano en Nueva York

CONTENIDO GRÁFICO EXPLÍCITO***USA2796. NUEVA YORK (NY, EEUU), 21/10/2021.- Fotografía cedida hoy por el hospital NYU …