Castillo y Fujimori juran respetar la democracia ante el temor a un gobierno autoritario en Perú

Por Marco Aquino

LIMA (Reuters) – Ante la preocupación de que en Perú asuma un gobierno autoritario tras las elecciones, los candidatos presidenciales, el socialista Pedro Castillo y la derechista Keiko Fujimori, juraron el lunes respetar la democracia y los derechos humanos.

Ambos postulantes para el balotaje electoral del 6 de junio dijeron «sí juro» a 12 compromisos en la sede de un gremio de médicos y frente a representantes de organismos profesionales, civiles, de derechos humanos y de las iglesias Católica y Evangélica, en un evento transmitido por televisión.

La «Proclama Ciudadana, juramento por la democracia» fue elaborado por varias asociaciones no gubernamentales y busca además que los candidatos cumplan, entre otras cosas, con luchar contra la corrupción, respetar la libertad de expresión y con la vacunación contra la COVID-19 para todos los peruanos.

La batalla electoral se ha centrado en los últimos días en advertir que si gana Castillo el país minero podría ingresar a un modelo «comunista», o que si gana Fujimori encabezaría un gobierno «autoritario» como el que encabezó su padre, el exmandatario Alberto Fujimori, entre 1990 y 2000.

Los candidatos pasaron al balotaje presidencial con una votación conjunta de menos de un tercio de los electores, la más baja de la historia reciente y una señal del descontento de los peruanos con su clase política, tras recurrentes crisis de gobernabilidad, casos de corrupción y el colapso de la economía provocado la pandemia del coronavirus.

Castillo, un profesor de primaria desconocido hasta poco antes de la primera ronda electoral, lidera las intenciones de voto, pero su ventaja sobre Fujimori se ha reducido y algunos sondeos ya muestran un empate técnico.

Tras el juramento, Castillo portando como lo hace durante toda su campaña un sombrero de ala ancha firmó la proclama, al igual que Fujimori que lucía un traje de sastre de color crema.

CIUDADANÍA VIGILANTE

Tocando con una mano la bandera peruana, cada uno de los candidatos prometieron dejar el poder después del 28 de julio de 2026 y no buscar ni intentar ningún mecanismo de reelección.

También a que «cualquier cambio y/o reforma, incluida la de la Constitución, solo se hará a través de los mecanismos constitucionales vigentes y en respeto al Estado de Derecho».

Castillo ha propuesto durante su campaña redactar una nueva Constitución para debilitar a la elite empresarial y dar al Estado un rol más preponderante en la economía. En tanto, Fujimori dice que mantendrá el modelo de libre mercado.

En la proclama juraron respetar los tratados internacionales e instrumentos jurídicos que el Perú ha firmado, además de respetar las decisiones del Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

Fujimori ha dicho que si llega al poder aprobara un «indulto humanitario» para su padre preso por abusos a los derechos humanos y corrupción; mientras que Castillo dijo que evaluará un indulto para un aliado militar retirado preso por la muerte de cuatro policías tras un intento de golpe el Estado en 2001.

El cardenal Pedro Barreto, que promovió y dirigió la ceremonia de compromisos, manifestó al final del evento que la proclama no determina un plan de gobierno pero si establece responsabilidades que ahora «se convierten en obligaciones» que deben respetar y cumplir como fundamentos de la democracia.

«Ahora es potestad de la ciudadanía estar atenta y vigilante al cumplimiento de los juramentos aquí expresados», afirmó.

(Reporte de Marco Aquino; Editado por Javier López de Lérida)

tagreuters.com2021binary_LYNXNPEH4G110-BASEIMAGE

Compruebe también

Decretan captura internacional del expresidente Salvador Sánchez Cerén

Decretan este miércoles la captura internacional del expresidente Salvador Sánchez Cerén con la ayuda de Interpol