Biden dice que escasez de combustible en costa este de EEUU terminará en días

(Reuters) -El presidente Joe Biden aseguró el jueves a los automovilistas que los suministros de combustible en Estados Unidos deberían comenzar a volver a la normalidad este fin de semana, pese a que más estaciones de servicio se quedaron sin gasolina en todo el sureste casi una semana después de un ataque cibernético al principal oleoducto del país.

Colonial Pipeline dijo el jueves por la noche que había reiniciado todo su sistema de ductos y entregas en todos los mercados a los que abastece. La compañía sostuvo que tomará varios días para que la cadena de suministros vuelva a la normalidad a lo largo de su ruta de 8.850 kilómetros.

Algunos mercados «pueden experimentar, o seguir experimentando, interrupciones intermitentes del servicio», dijo Colonial Pipeline en un comunicado, haciéndose eco de Biden, quien dijo anteriormente que podría haber «contratiempos».

El oleoducto, que transporta 100 millones de galones por día de gasolina, diésel y combustible para aviones, reanudó el bombeo controlado por computadora el miércoles por la noche después de aumentar las medidas de seguridad.

La escasez de gasolina empeoró desde Virginia hasta Florida a medida que los depósitos y centros de distribución esperaban los suministros. El cierre también obligó a dos refinerías a reducir la producción y estimuló a las aerolíneas a desviar los vuelos para repostar en aeropuertos fuera del área afectada.

El retorno de las operaciones del oleoducto debería llevar suministros a algunas áreas más afectadas tan pronto como el jueves, dijo la secretaria de Energía de Estados Unidos, Jennifer Granholm.

El jueves, alrededor del 70% de las estaciones de servicio en Carolina del Norte se quedaron sin combustible, mientras que alrededor del 50% de las estaciones en Virginia, Carolina del Sur y Georgia tenían problemas de suministros, dijo la firma de seguimiento GasBuddy.

El precio promedio de la gasolina a nivel nacional subió por encima de los 3,00 dólares el galón, el nivel más alto desde octubre de 2014, dijo la Asociación Estadounidense del Automóvil. Los precios en algunas áreas subieron hasta 11 centavos en un día.

CINCO MILLONES DE DÓLARES

Más temprano, Bloomberg News informó que Colonial Pipeline pagó casi 5 millones de dólares a hackers del este de Europa tras el devastador ciberataque.

La compañía pagó el rescate en criptomonedas no trazables horas después del ataque, según el reporte. Colonial Pipeline declinó hacer comentarios.

Hay un caldeado debate sobre si en caso de ataque las empresas deben pagar para recuperar el control de sus sistemas. Los críticos aseguran que pagar rescates alienta los ataques.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo el jueves que las compañías víctimas de ciberataques no deberían pagar rescates.

Los hackers entregaron a Colonial Pipeline una herramienta de descodificación para restaurar sus redes de computación afectadas tras recibir el pago, pero la compañía utilizó sus propios respaldos para ayudar a recuperar sus sistemas, ya que la herramienta era lenta, reportó Bloomberg News.

(Reporte de Arathy S Nair en Bengaluru; editado en español por Carlos Serrano y Rodrigo Charme)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH4C0RH-BASEIMAGE

Compruebe también

Credit Suisse busca una nueva imagen o incluso una fusión para desalentar a los depredadores

Por Pamela Barbaglia, John O’Donnell y Brenna Hughes Neghaiwi ZÚRICH, 25 jun (Reuters) – La …