Enviado EEUU viaja ante espiral de ataques en Israel y Gaza; muere comandante de Hamás

Por Nidal al-Mughrabi y Jeffrey Heller

GAZA/JERUSALÉN (Reuters) -Israel mató a un comandante de Hamás y prometió el miércoles que no cesaría sus bombardeos en Gaza, mientras que militantes palestinos lanzaron cohetes al otro lado de la frontera, lo que llevó a Washington a enviar un representante para tratar de calmar las hostilidades más intensas en años en la región.

Al menos 65 personas han muerto en Gaza desde que la violencia se intensificó el lunes, según el Ministerio de Sanidad del enclave. Seis personas han fallecido en Israel, de acuerdo a funcionarios médicos.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que el comandante de la brigada de la ciudad de Gaza y otros 15 miembros del grupo militante murieron en ataques aéreos. «Esto es sólo el principio», señaló.

Tras el anuncio, se lanzaron nuevas salvas de cohetes contra la zona de Tel Aviv y las ciudades de Ashdod, Ashkelon y Sderot.

Hamás confirmó la muerte del comandante y de «otros líderes y guerreros sagrados» en un comunicado. Su jefe, Ismail Haniyeh, añadió: «El enfrentamiento con el enemigo está abierto».

Israel lanzó su acción militar después de que Hamás disparó cohetes en represalia por los enfrentamientos de la policía israelí con los palestinos en Jerusalén Este, incluso en un lugar sagrado durante el mes de ayuno del Ramadán.

Una fuente palestina dijo que los esfuerzos de tregua por parte de Egipto, Qatar y Naciones Unidas no habían avanzado para poner fin a la violencia.

Describiendo las escenas de destrucción como «desgarradoras», el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, dijo que enviaría a un asesor de alto nivel para instar a israelíes y palestinos a buscar la calma, pero Israel se comprometió a seguir atacando a Hamás.

«Una ‘tregua’ no forma parte de nuestra jerga, ciertamente no en los próximos días o dos», dijo el portavoz militar, el general de brigada Hidai Zilberman, a la emisora pública Kan.

El Ejército israelí dijo que sus ataques tenían como objetivo los lugares de lanzamiento de cohetes, las oficinas de Hamás y las casas de los líderes de Hamás.

«Israel se ha vuelto loco», dijo un hombre en una calle de Gaza, donde la gente salió corriendo de sus casas mientras las explosiones sacudían los edificios.

Los combates son los más intensos desde la guerra de 2014 en el enclave gobernado por Hamás, y crece la preocupación de que la situación pueda salirse de control.

En Gaza, dos edificios residenciales de varias plantas y una torre que alberga medios de comunicación, entre ellos uno vinculado a Hamás, se derrumbaron después de que Israel advirtió a los ocupantes con antelación que debían evacuar, y otra estructura resultó muy dañada en los ataques aéreos.

Veinticuatro personas murieron el miércoles en los ataques aéreos israelíes contra Gaza, según el Ministerio de Sanidad del enclave.

La tensión también se extendió a la minoría árabe de Israel. Tras el incendio de una sinagoga en Lod, la policía desplegó refuerzos paramilitares y anunció un toque de queda.

La violencia también ha estallado en la Cisjordania ocupada. Según fuentes médicas, un palestino de 16 años murió el miércoles en enfrentamientos con las fuerzas israelíes.

(Reporte de Nidal al-Mughrabi, Dan Williams, Ari Rabinovitch y Rami Ayyub; reporte adicional de Stephen Farrell en Jerusalén. Editado en español por Javier Leira)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH4B1H1-BASEIMAGE

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH4B1H0-BASEIMAGE

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH4B128-BASEIMAGE

Compruebe también

G7 donará 1.000 millones de vacunas contra el COVID-19 a países pobres

G7 donará 1.000 millones de dosis de la vacuna contra el COVID-19 a los países más pobres durante su cumbre que inicia el viernes